Cómo comprobar la fiebre sin termómetro

Escrito por Contributor
Christopher Robbins/Photodisc/Getty Images

Cuando tienes fiebre, tu temperatura corporal asciende por encima del nivel normal de 98.6 °F (37 °C) y tu termostato interno, que se encuentra en el hipotálamo (una parte del cerebro), se eleva. La fiebre puede estar causada por infecciones víricas o bacterianas, enfermedad o por sobrecalentamiento. Si no tienes a mano un termómetro, hay otras formas de descubrir si tienes fiebre.

Colócate la mano en la frente. Si notas que la frente está caliente al tocarla, es probable que tengas fiebre. De hecho, la piel de todo el cuerpo puede notarse caliente si se tiene fiebre.

Busca signos de deshidratación, un claro síntoma de fiebre. Si estás deshidratado, notarás sed muy acuciada, boca seca, piel seca y problemas para orinar. Bebe líquido suficiente para enfriar tu temperatura corporal.

Busca síntomas que indiquen la presencia de una infección o enfermedad. Estos incluyen dolor corporal, rubor en las mejillas, fatiga y escalofríos. Suelen aparecer junto con la fiebre y son un claro indicador de que algo no marcha bien.

Presta atención a tu ritmo cardíaco. Las personas con fiebre puede tener también en ocasiones un pulso acelerado. Comprueba tu frecuencia cardíaca y solicita la ayuda adecuada si esta sigue acelerándose y está acompañada de desfallecimiento y mareos.

Vigila la aparición de ataques. Cuando la temperatura corporal sube por encima de los 102 °F (38,9 °C), puede causar ataques a determinadas personas. Llama a emergencias de inmediato si esto ocurre.

Determina si estás sufriendo alucinaciones o breves periodos de inconsciencia, que pueden ocurrir si tienes una fiebre extremadamente alta. Busca atención médica de inmediato si se presentan estos síntomas.

Consejo

Si crees que tienes síntomas de fiebre ve a una farmacia y compra un termómetro para obtener una lectura precisa de tu temperatura.