¿Por qué necesitamos el colesterol?

El colesterol es una sustancia cerosa que circula en la sangre junto con la proteína en un complejo llamado lipoproteína. Las lipoproteínas de baja densidad, o LDL (Low-density lipoprotein), es una mala forma de colesterol, porque en exceso aumenta el riesgo de enfermedad arterial coronaria, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular. Sin embargo, el colesterol también es necesario para el cuerpo en muchos procesos metabólicos, por lo que mantener tus niveles de sangre en un rango saludable es importante tanto para prevenir la enfermedad como para permitir que tu cuerpo funcione correctamente. Consulta a tu médico o un dietista registrado para desarrollar un régimen dietético adecuado para ti.

Membranas celulares

Tu cuerpo obtiene el colesterol de los alimentos que comes o de células que lo hacen a partir de materias primas. El colesterol es necesario por cada célula en tu cuerpo como un componente de la membrana celular que la rodea. Ayuda a estabilizar la membrana celular, haciéndola menos fluida y más impermeable a moléculas externas. El colesterol es también un componente de las membranas de algunos orgánulos dentro de la célula que producen energía y sintetizan proteínas.

La vitamina D


El colesterol es un precursor de una de las vitaminas más importantes, la vitamina D.

El colesterol es un precursor de una de las vitaminas más importantes, la vitamina D. La fabricación de vitamina D se produce en la piel, provocada por la exposición a la luz solar. Los rayos ultravioleta B en la luz del sol actúan como un co-factor para la producción de vitamina D, que requiere el colesterol como material de partida. Aunque los alimentos fortificados y algunos alimentos de origen animal como la carne y los huevos proporcionan pequeñas cantidades de vitamina D, tu cuerpo depende en gran medida de su propia capacidad de producir esta vitamina importante a partir del colesterol.

Las hormonas esteroides

El colesterol es el componente básico de síntesis de todas las hormonas esteroides. Estas incluyen las hormonas sexuales, testosterona, fabricada principalmente en los testículos de los hombres y estrógeno y progesterona, sintetizadas principalmente en los ovarios en las mujeres. Los cuerpos de los hombres fabrican algo de estrógeno y progesterona, y los cuerpos de las mujeres también sintetizan algo de testosterona -pero en cantidades mucho menores-. El cortisol y la aldosterona también son hormonas esteroides, que se producen en la glándula adrenal y son cruciales para la regulación de la presión arterial, en respuesta al estrés, el mantenimiento del equilibrio de sal y agua y el correcto funcionamiento de tu sistema inmunológico. Para cada hormona, el colesterol se modifica de una manera específica por las células de estos órganos.

Ácidos biliares


Los ácidos biliares son compuestos especializados fabricados en el hígado a partir del colesterol.

Los ácidos biliares son compuestos especializados fabricados en el hígado a partir del colesterol. Son muy importantes para permitir que tu sistema digestivo descomponga las grasas. Cuando comes, los ácidos biliares se liberan en el intestino como parte de la bilis. Estas moléculas tienen características especiales que les permiten formar un puente entre las moléculas de grasa y agua. Esto emulsiona la grasa, por lo que se hace soluble en el fluido intestinal donde las enzimas son capaces de descomponerla.

Más galerías de fotos



Escrito por joanne marie | Traducido por luciano ariel castro