Colesterol en el maiz

El colesterol es una sustancia parecida a la grasa que se produce en el hígado y otras células del cuerpo, también es producido por los animales que, al igual los humanos, lo utilizan como fuente de alimento. Tú necesitas una cierta cantidad de colesterol para producir ácidos biliares que ayudan a digerir los alimentos, para construir células sanas y para sintetizar hormonas y vitamina D. Tu cuerpo produce alrededor del 75 por ciento de su propio colesterol, pero el 25 por ciento restante proviene de los alimentos que comes. Cuando tu nivel de colesterol es demasiado alto, sin embargo, puedes sufrir enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca, ataque cardíaco o un derrame cerebral. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre recomienda mantener la ingesta diaria de colesterol por debajo de 200 mg al día.

Maíz puro

El colesterol en la dieta proviene de alimentos de origen animal, como carne, mariscos, aves y productos lácteos. El maíz en la mazorca está libre de colesterol, al igual que las variedades frescas, congeladas y en conserva de los granos de maíz, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Productos de maíz libres de colesterol

Los productos de maíz permanecen libres de colesterol a menos que estén combinados con carnes, aves, pescados y mariscos, productos lácteos u otros alimentos de origen animal que contienen colesterol. Los cereales fríos, tales como copos de maíz y cereales de maíz cocidos, tales como granos de color amarillo o blanco, no contienen colesterol. Aunque está cargado de grasa, el aceite de maíz está libre de colesterol, y el jarabe de maíz está repleto de azúcar, pero no tiene colesterol. El maíz en lata es un vegetal sin colesterol, incluso cuando está fabricado como maíz en crema. Las tortillas de maíz, harina de maíz cruda y la pasta de maíz también son alimentos libres de colesterol, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

Productos de maíz con colesterol

Cuando los productos de origen animal se utilizan para mejorar el sabor o la textura de un alimento, a menudo añaden colesterol al producto alimenticio. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos informa que el pan de maíz relleno comercial contiene 5 mg de colesterol en un 8,5 onzas por bolsa, un medio de panecillos de maíz comercialmente horneados proporciona 29 mg, y las bolitas de queso a base de maíz 1 mg de colesterol en 3,5 onzas por porción. Un solo paquete de perros de maíz tiene 79 g de colesterol, lo que representa el 40 por ciento de tu límite diario recomendado.

Consejos

Aunque los granos y cereales de maíz no tienen colesterol, las recetas y condimentos equivocados pueden introducir colesterol no deseado. Si se vierte ½ taza de leche entera sobre tu cereal, se agrega 12 mg de colesterol. Elegir leche sin grasa reduce el colesterol hasta en un 2,5 mg. Cuando se fríe una tortilla de maíz libre de colesterol en 2 cucharadas de manteca, estas conllevan cambios en el contenido de colesterol a 24 mg. Si coces tu tortilla a vapor o en el microondas, se mantiene libre de colesterol. Si untas 2 cucharadas de mantequilla en una mazorca de maíz, añades 62 mg de colesterol, pero la misma cantidad de de aceite vegetal libre de grasa contiene 0 g.

Más galerías de fotos



Escrito por sandy keefe | Traducido por rafael ernesto díaz