La respiración anaerobia y correr a máxima velocidad

La respiración celular es el proceso por el que las células procesan la energía. Cualquier cosa que hace tu cuerpo, incluyendo los procesos involuntarios como la digestión y la respiración, requieren energía, pero estas demandas aumentan durante el ejercicio. La respiración celular se puede hacer aeróbicamente o anaeróbicamente, es decir, con oxígeno o sin este. Dado que los velocistas se esfuerzan hasta el límite en una carrera, usarán la respiración anaerobia, lo que cansa el cuerpo más rápido.

Rompimiento del ATP

El ingrediente clave en la respiración celular es el trifosfato de adenosina. Se crea este nucleótido y se consume en el cuerpo muchas millones de veces al día. El ATP se compone de tres fosfatos en un marco de carbono y es producido por la mitocondria utilizando grasas, proteínas, aminoácidos y carbohidratos absorbidos de los alimentos. Romper el ATP libera energía, hasta 7,3 kilocalorías de energía por mol. Esta energía puede ser utilizada por las células del músculo que se contraen o por cualesquiera otras células que sean sometidas a funciones específicas.

Poniéndonos anaerobios

El oxígeno es un aceptor oxidante de electrones, lo que significa que ayuda en el proceso de consumo de ATP. Después de que un fosfato se rompe en presencia de oxígeno, la molécula de ATP se convierte en difosfato de adenosina, o ADP, que puede ser reutilizado por las mitocondrias muy fácilmente. Hay un límite a la cantidad de oxígeno que tu cuerpo puede transportar a través del torrente sanguíneo para la respiración celular, conocido como el VO2 máx. Por encima de la VO2 max, cualquier ATP produce en condiciones anaerobias usando un proceso celular diferente.

Corriendo por encima de tu VO2 máximo

Los velocistas que se esfuerzan hasta su límite absoluto se extenderán rápidamente por encima de su VO2 máx. Su frecuencia cardíaca se estabilizará, y no serán capaces de respirar más rápido. Por encima de la VO2 max, la respiración anaeróbica se hace cargo de la producción de ATP adicional para satisfacer las demandas de los músculos del velocista. Este proceso es considerablemente más complejo que la respiración aeróbica. El cuerpo obtiene ATP a través de la fosfocreatina y la glucólisis en su lugar, sin dejar de ADP para la mitocondria para reprocesar. Esto hace la respiración anaeróbica mucho menos eficiente; el cuerpo solo será capaz de producir ATP anaeróbicamente durante un corto período de tiempo antes de fatigarse.

Extendiendo tus límites

Tu VO2 max no está escrito en piedra, puedes fortalecer los sistemas circulatorio y respiratorio a través de la formación y el ejercicio para aumentar tu umbral aeróbico, lo que reducirá la cantidad de tiempo que tu cuerpo pasa por encima de la VO2 max y ayudarle a evitar la fatiga mientras corres. Los intervalos de ejercicios, o las explosiones cortas de alta intensidad de ejercicio anaeróbico seguidos de períodos de ejercicio aeróbico más relajado, fortalecen rápidamente el sistema cardiovascular, lo que te da un mayor VO2 máx. Con el entrenamiento a intervalos regulares, verás una disminución notable en tu fatiga en unas pocas semanas.

Más galerías de fotos



Escrito por max roman dilthey | Traducido por sandra magali chávez esqueda