Melón y trigliceridos

Los triglicéridos son un tipo de grasa en el torrente sanguíneo. Demasiados triglicéridos en tu sistema pueden ocasionar el bloqueo de las arterias y ponerte en un riesgo mayor de padecer enfermedades cardiovasculares y complicaciones. El nivel de triglicéridos se eleva cuando consumes demasiado alcohol, grasas saturadas y grasas trans, además de azúcar en tu dieta cotidiana. Debido a esto, debes limitar la cantidad de azúcar refinada blanca que consumes. El melón (naturalmente dulce y con un contenido bajo en fructosa, una azúcar simple) funciona bien en una dieta baja en azúcar que no eleva tu nivel de triglicéridos.

Datos sobre la fructosa

La fructosa, un azúcar simple que se encuentra naturalmente en la fruta, se une con la glucosa para crear sucrosa, la cual, después de ser refinada, se convierte en azúcar blanca de mesa. Mientras que la fructosa es un azúcar que ocurre de manera natural, su exceso en el consumo aún eleva el nivel de triglicéridos. De la misma forma, Harvard Health Publications reporta que un aumento en el consumo de fructosa eleva el padecimiento de diabetes y obesidad, así como la enfermedad de hígado graso no alcohólico. Mientras que la fructosa, como parte de la fruta fresca entera y consumida en una dieta balanceada, puede no ser perjudicial para tu salud en general, sigue siendo mejor limitar tu consumo de productos de fruta procesada, incluyendo la mermelada y los jugos.

Nutrición con melón

Una taza de melón en cubos contiene 54 calorías por porción. Tampoco tiene grasa ni colesterol y tiene 14 gramos de carbohidratos, 12 gramos de los cuales son azúcar. De estos 2.992 miligramos del contenido de azúcar son fructosa. El melón es rico en vitamina A, alcanzando un 108 por ciento de tu requerimiento diario por porción; también es rico en vitamina C, en un 98 por ciento. Una porción de una taza también contiene 6 por ciento de tu requerimiento diario de fibra dietética y 12 por ciento de tu necesidad diaria de potasio. Para una dieta de 2.000 calorías al día, el consumo diario recomendado de fruta son 2 tazas.

Consumo de fructosa

El consumo promedio de fructosa por los adultos es de 55 gramos al día, y para los adolescentes, es 73 gramos al día. Mientras que estas cifras están abajo de la cantidad recomendada detallada por la American Heart Association, aun son significativamente más altas que antes de que el azúcar refinada y el azúcar añadida se convirtiera en parte de la dieta de las personas. La cantidad recomendada de fructosa son 50 gramos al día si tu nivel de trigliceridos está arriba de 200 miligramos por decilitro. Si tu nivel de trigliceridos está abajo de 199 y arriba de 150, limita tu consumo de fructosa a 100 gramos.

Mantenlo saludable

Mientras que puede ser tentador, evita añadir azúcar extra o endulzantes a tu melón. Mezclarlo con otras frutas como las fresas, la sandía o los plátanos ayuda a añadir nutrientes extra y se convierte en un interesante coctel. De manera similar, evita el melón enlatado porque es frecuentemente endulzado con jarabe muy espeso y dulce. El melón fresco puede ser comprado rebanado en muchas tiendas de comestibles o enteros en temporada. Puedes mantenerlo entero en tu refrigerador o cortarlo y almacenarlo en un contenedor para hacer un bocadillo o desayuno fácil de empacar y llevar.

Más galerías de fotos



Escrito por bethany lalonde | Traducido por maria del rocio canales