Cómo usar pomada de eritromicina para los ojos

Escrito por Stephanie Mojica
La pomada de eritromicina para los ojos es un antibiótico de prescripción médica que se usa para tratar infecciones oculares.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La pomada de eritromicina para los ojos es un antibiótico de prescripción médica que se usa para tratar infecciones oculares. Es importante utilizarla adecuadamente para reducir el riesgo de sufrir efectos secundarios o de empeorar la infección. El uso de este medicamento está recomendado en adultos ya que sus riesgos no han sido completamente evaluados entre niños y ancianos. Si la irritación ocular empeora, la Clínica Mayo aconseja a los pacientes discontinuar el uso del producto y llamar a su médico.

Lava bien tus manos con agua tibia y jabón antes de tocar tu ojo o la pomada.

Inclina la cabeza hacia atrás, preferiblemente parándote frente a un espejo grande.

Separa suavemente la piel del párpado inferior del ojo. Esto creará un espacio pequeño donde aplicar la pomada.

Toma la pomada y coloca la cantidad recomendada por tu médico en el espacio creado. Si tu médico no indicó qué cantidad usar, la Clínica Mayo recomienda una cantidad aproximada de 1/3 pulgada o 1 centímetro.

Retira los dedos del ojo.

Cierra los ojos suavemente.

Deja que la pomada actúe durante uno o dos minutos dentro del ojo.

Repite los pasos 1 a 7 si tienes que tratar el otro ojo también.

Abre tus ojos, toma un pañuelo de papel y limpia la punta del envase de la pomada.

Cierra bien el envase y colócalo en un lugar seguro a temperatura ambiente.

Consejo

Recuerda continuar el tratamiento hasta el final, según el tiempo indicado, aún cuando ya no tengas síntomas.

Advertencias

No toques la punta del envase ni dejes que entre en contacto con otras superficies, especialmente con el ojo infectado.