¿Cómo hacer cicatrices para Halloween?

Escrito por James Holloway
El maquillaje de una cicatriz terrorífica puede ayudar a poner el broche de oro en un disfraz.
AarStudio/iStock/Getty Images

Las cicatrices añaden un toque final a una gran variedad de disfraces de Halloween. Ya sea que te pongas puntadas en la frente del monstruo de Frankenstein o añadas una simple cicatriz de la mejilla de un gánster de 1930, el maquillaje adecuado de cicatrices es simple y eficaz, poniendo tu disfraz un nivel por encima del resto. Si no hay más remedio, puedes simplemente dibujar una cicatriz con maquillaje, pero las cicatrices en tres dimensiones son fáciles de hacer con artículos que puedes comprar en cualquier tienda de disfraces o en una tienda de artículos para fiestas.

Asegúrate de que la piel en la que deseas aplicar la cicatriz esté limpia, seca y libre de vello.

Toma una sección de la cera y ruédala en una tira un poco más grande de lo que quieres que sea tu cicatriz. Aplánala hacia fuera en los lados de modo que una base plana entre en contacto con la piel.

Aplicar pegamento de alcohol en la parte inferior de la cera y en la piel. La mayoría de las botellas de pegamento de alcohol contienen un pequeño cepillo para este propósito.

Presiona suavemente la cicatriz contra la piel y mantenla en su lugar hasta que el pegamento de alcohol se seque.

Aplica maquillaje a la zona de la cicatriz para mezclarlo con la piel.

Consejo

Para una cicatriz especialmente espeluznante, cava un surco poco profundo en el centro de la cicatriz. Puedes llenar esta ranura con sangre falsa y aplicar más a la cara una vez que la cicatriz se haya aplicado.