Vegana, ovo-lacteo, vegetariano: ¿cuál es la diferencia?

Escrito por Cecilia Galli
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Cuando se trata de elecciones naturistas para la dieta, es probable que lo primero que te venga a la mente es el vegetarianismo: una dieta libre de carne. Pero si comienzas a adentrarte en el tema, verás que hay varias formas de aplicar esta filosofía de vida, y cada una tiene su variante: con lácteos, con huevos, con miel, sin ningún alimento de origen animal, y más.

Lacto vegetarianismo

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Es la rama del vegetarianismo que admite el consumo de productos derivados de la leche. La mayoría de los lacto vegetarianos se encuentran en la India y en la cuenca del Mediterráneo. Esta variación de la dieta vegetariana es popular entre los seguidores de tradiciones religiosas como los jainistas, los hinduistas y los budistas.

Ovo lacto vegetarianismo

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Los ovo lacto vegetarianos no admiten carnes ni pescado, pero sí consumen huevos y productos lácteos (leche y sus derivados, como queso y yogur). Por el hecho de admitir huevos, muchos no los consideran vegetarianos, aunque sea una de las formas más comunes de esta dieta en los países occidentales.

Ovo vegetarianismo

Eising/Photodisc/Getty Images

Como su nombre lo indica, los ovo vegetarianos consumen huevos (y no comen carnes ni productos lácteos). Al igual que sucede con los ovo lacto vegetarianos, muchos no los aceptan como verdaderos vegetarianos por el hecho de incluir huevos en su dieta. Un factor importante para quienes eligen esta filosofía de vida es que las emisiones de carbono asociadas con la cría de gallinas son menores que las que derivan del ganado.

Api vegetarianismo

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Los api vegetarianos son aquellos que admiten miel en sus dietas. Existen api ovo lacto vegetarianos, api lacto vegetarianos y api ovo vegetarianos. Si bien la posibilidad de incorporar miel supone una rica opción para endulzar las recetas, el hecho de valerse de la producción animal para el consumo humano es un tema de desacuerdo entre distintos vegetarianos.

Vegetarianismo estricto

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los vegetarianos estrictos, o veganos, son quienes evitan todo producto de origen animal, ya sea en sus dietas como en otros ámbitos de su vida por motivos éticos: para evitar la explotación del animal por el ser humano. Esto incluye la exclusión de la carne, huevos, productos lácteos, miel, así como también cosméticos, ropa, actividades recreativas, entre otros.

Crudívoros

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los crudívoros son los vegetarianos que comen únicamente comida cruda, o tibia, que no ha sido calentada por encima de los 46.7 grados centígrados (o 116 Fahrenheit). El fundamento detrás de esta dieta es que la cocción destruye las enzimas de los alimentos. Como siempre, existen variantes dentro de esta corriente.

Crudiveganismo

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los crudiveganos son aquellas personas que basan su dieta en comida vegana cruda. En otras palabras, es una variente del vegetarianismo estricto unido con la falta de cocción de los alimentos. Constituye una corriente más rigurosa y podría ser más difícil de seguir, pero en los últimos años la comida cruda cobró más protagonismo y existen restaurantes y buena disponibilidad de recetas que sirven a esta dieta.

Macrobiótica

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Otro tipo de dieta beneficiosa para el organismo es la alimentación macrobiótica. La macrobiótica no es un régimen vegetariano, sino que supone que se comprendan las propiedades de cada alimento, y cada persona encuentre lo que le hace bien logrando una alimentación balanceada según el principio del Yin y el Yang.

Lacto-cerealinos

Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Los lacto cerealinos tienen el mismo objetivo que los vegetarianos: la salud, la pureza y el bienestar, así como la armonía entre cuerpo y espíritu. Su régimen propone una dieta alimenticia basada fundamentalmente en la leche y sus derivados, y en los cereales. Esta línea alimentaria suele realizarse dentro de prácticas como el yoga.

Frutarismo

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El frutarismo o frugivismo propone una vuelta a lo que sus seguidores consideran la única forma de alimentación natural: la del hombre prehistórico, que era vegetariano pero todavía no consumía verduras ni legumbres. Algunos frutarianos solo comen las partes de la planta que se han desprendido naturalmente de ellas (como frutos que han caído del árbol), pero nada que deba ser recolectado.