Cómo utilizar un derma roller

Escrito por M.H. Dyer | Traducido por Jane Laury
Un derma roller te puede ayudar a mejorar la apariencia de las cicatrices y estrías.
Pixland/Pixland/Getty Images

Los derma rollers son dispositivos de rodillos cilíndricos con varias filas de pequeñas agujas. Cuando la herramienta se rueda sobre la piel, las agujas perforan su superficie rompiendo el tejido cicatricial ayudando a la acumulación de colágeno y estimulando el crecimiento de nuevas células sanas. El rodillo puede ser utilizado en el cuello, el estómago, nalgas, brazos y muslos para mejorar la apariencia de las imperfecciones en la superficie de la piel, incluyendo las cicatrices del acné y las arrugas. Los tratamientos con derma roller están disponibles en las clínicas de dermatología, balnearios y salones de belleza y los rodillos están disponibles para ser utilizados en casa.

Lávate las manos y la zona de la piel a tratar con jabón para el cuerpo o jabón líquido para las manos, luego enjuaga y seca bien tu piel con una toalla suave. Limpia la zona a tratar con alcohol.

Jala la piel para tensarla con la mano que tienes libre y luego pasa el derma roller suavemente a través de la zona dos o tres veces. Ruédalo en una dirección y luego gira el rodillo y pásalo sobre la piel en la dirección opuesta. Si observas pequeñas manchas de sangre o si sientes dolor, estás presionando demasiado fuerte.

Aplica una crema hidratante suave sobre el área tratada. Si accidentalmente has penetrado tu piel, aplica una crema o gel antibacterial.

Enjuaga el derma roller con agua caliente, déjalo secar al aire libre y luego guárdalo en un lugar limpio y seco. Desinfecta el rodillo después de cada cuatro o cinco usos colocándolo en un vaso de alcohol durante un minuto. Puedes usar un derma roller hasta cinco veces por semana, pero nunca más de una vez en un día.

Advertencias

Un rodillo con agujas cortas de 1/4 o 1/2 pulgada (6 mm o 1,27 cm) es mejor para su uso en el hogar. Las agujas más largas pueden dañar tu piel y deben ser usadas solamente por un profesional.

Nunca uses un derma roller si tu piel es sensible o si está quemada por el sol.

Ten cuidado si eliges utilizar un derma roller en tu cara y usas rodillos con agujas cortas; nunca uses un derma roller cerca de tus ojos. Para estar seguro, primero consulta con un profesional. Por lo general, se utiliza una crema anestésica para reducir el dolor.

Deja de usar el rodillo por unos días si tu piel es seca y escamosa. Consulta con tu médico si tu piel sigue estando sensible o si sientes dolor.