Cómo utilizar corrector para ocultar las cicatrices

Escrito por Lynne Sheldon | Traducido por Silvina Ramos
Oculta las cicatrices con maquillaje.
makeup image by Franc Podgoršek from Fotolia.com

Las cicatrices pueden originarse a causa del acné y otras heridas antiguas y pueden resultar incómodas y difíciles de cubrir, especialmente si son pronunciadas y marcadas o poseen un color oscuro. Sin importar dónde se localice en tu cuerpo o rostro, puedes utilizar un corrector para ocultar o disimular su apariencia. Elige un corrector que combine con tu tono de piel, que esté diseñado a prueba de agua y que sea de duración prolongada. Utiliza otros productos que ayuden a conservar al corrector durante el día.

Lava y seca la piel que deseas ocultar. Esto eliminará la suciedad y el exceso de aceite que puede impedir que el corrector se adhiera a la piel.

Frota un hidratante liviano sin aceite sobre la cicatriz y la zona circundante, particularmente si tu piel es seca y tiende a descascararse. El maquillaje puede ser difícil de fusionar en pieles extremadamente secas y, en realidad, pueden empeorar la piel descascarada.

Aplica un corrector verde si tus cicatrices son de un tono rojizo, o un corrector amarillo si tus cicatrices son de color violeta. Aplica con toques una pequeña cantidad en la cicatriz y fusiónala. No utilices demasiada cantidad, ya que esto puede dejar la piel coloreada.

Deja que el corrector repose durante unos minutos y luego aplica la base de manera normal. Aplica con toques la base sobre el área; no lo frotes, ya que esto puede eliminar el corrector. Si ocultas una cicatriz en un área que no se encuentra en tu rostro, saltea este paso y ve directamente al Paso 5.

Sumerge un pequeño pincel de corrector en una crema correctora a prueba de agua que combine con el tono de piel. La página web "The Essence" recomienda "Fashion Fair Cover Tone", que se presenta en múltiples colores y promete cubrir incluso las imperfecciones más graves. Aplica con toques el corrector en la cicatriz con el pincel y luego utiliza el pincel o tus dedos para fusionarlo suavemente. Si tus cicatrices están picadas o desparejas, la maquilladora Pati Dubroff sugiere utilizar el pincel para primero rellenar las depresiones con corrector y luego cubrir el resto de la cicatriz. Repite esto hasta que logres la cobertura deseada y luego suaviza los bordes del área cubierta al fusionar hacia afuera con una esponja de maquillaje.

Sumerge un pincel grande en polvo translúcido suelto o compacto. Retira el exceso y aplica suavemente sobre el área; ten cuidado de no pincelar muy fuerte. El polvo fijará el corrector y ayudará a mantenerlo en su lugar hasta que laves el área.