¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Usos de la crema con sulfadiazina de plata

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 23, 2018

Usar cremas con sulfadiazina de plata puede marcar la diferencia entre una quemadura que cicatriza perfectamente y una que se infecta gravemente.

Estas cremas son utilizadas en la mayoría de los casos de quemaduras de segundo y tercer grado.

Los nombres comerciales de esta crema son Platsul A, Silvadene, Thermazene y Flamazine y también se pueden conseguir genéricos.

Artículo relacionado: ¿Qué es la crema Silvadene?

Debido a su acción contra numerosas cepas de bacterias, esta crema también ha sido aprobada para usar en la prevención de la infecciones relacionadas con los catéteres.

Características

Las cremas con sulfadiazina de plata son un preparado espeso antibacteriano que se utiliza más comúnmente para las quemaduras.

Si bien no está completamente claro como actúa esta droga, tiene una actividad antimicrobiana de amplio espectro.

Según algunos estudios, la sulfadiazina de plata ocasiona la lisis de las bacterias al atacar su membrana y la pared celular.

La sulfadiazina de plata exhibe un amplio espectro de actividad frente a gérmenes gram-positivos y gram-negativos.

Entre estos gérmenes se encuentran los Staphylococcus aureus, Staphylococcus. epidermidis, estreptococcos beta-hemoliticos y Acinetobacter calcoaceticus.

También ha demostrado gran efectividad contra la Klebsiella, Escherichia coli y Corynebacterium diphtheriae.

Además ataca con gran eficiencia al Enterobacter, incluyendo el Enterobacter cloacae, Citrobacter, Proteus, Pseudomonas, Morganella morganii, Providencia, Serratia, y Candida albicans.

Por estas propiedades antimicrobianas, las cremas con sulfadiazina de plata se utilizan como primera arma para prevenir las infecciones en los casos en los que las quemaduras han penetrado la piel.

La humedad de la crema alivia la picazón asociada con el proceso de cicatrización.

Forma de usar estas cremas

Lo primero es lavar el área de la piel afectada por la quemadura para remover piel muerta o cualquier costra que se haya formado.

Es necesario lavarse las manos muy bien con agua y jabón y usar guantes esterilizados antes de manipular la herida y la crema.

Aplica la crema en cantidad moderada hasta cubrir la totalidad del área de la quemadura, pero no apliques una capa gruesa a menos que el médico lo indique así.

Lo recomendable en la mayoría de los casos es aplicar una capa de 1,5 miilímetros de espesor.

Una vez cubierta en su totalidad la quemadura, corta un vendaje del tamaño apropiado y usa un instrumento estéril para aplicar la crema sobre la gasa.

Esteriliza el instrumento o usa uno desechable la próxima vez. La crema puede hacer que la gasa se torne de color marrón cuando se aplica sobre las heridas frescas.

Si por alguna razón la crema se cae o deja de recubrir parte de la quemadura a consecuencia de bañarse o de otra acción realizada por el paciente, se debe limpiar la herida y aplicar más crema y reponer la gasa lo antes posible.

Dependiendo de la gravedad de la herida inicial, el tratamiento con estas cremas debe continuar hasta que cicatrice satisfactoriamente toda el área afectada o la misma esté lista para recibir un injerto de piel, en los casos más graves.

Advertencias sobre su uso

A pesar de sus beneficios, estas cremas también tienen efectos secundarios en personas sensibles.

Entre los efectos secundarios más comunes se incluyen erupciones de la piel, manchas y sensación de ardor. También pueden aparecer ampollas, o sarpullido.

También pueden presentarse reacciones alérgicas, con síntomas que incluyen comezón en el cuerpo o aparición de ronchas, inflamación de la cara o manos y algunos casos hinchazón u hormigueo en la boca o garganta y dificultad para respirar.

Ciertas personas pueden experimentar cambios en la orina, que incluye tanto aumento o disminución de la frecuencia de la micción como de la cantidad de la misma.

Además se han reportado casos en que las cremas con sulfadiazina de plata han provocado cuadros de fiebre, escalofrios y fatiga, así como hipersensibilidad de la piel a la luz solar y cambios en la pigmentación de la piel.

Lee además: ¿Cómo tratar y cubrir una quemadura?

Las mujeres embarazadas que están cerca de término, los bebés prematuros y los recién nacidos no deben usarla como tampoco deberían hacerlo las personas alérgicas a la sulfadiazina.

Los bebés de menos de dos meses de edad están en riesgo de sufrir kernicterus, una enfermedad neurológica rara que aparece con ictericia grave.

También se ha reportado leucopenia temporaria en pacientes que han usado esta crema.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.