¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Un entrenamiento que puede ayudarte a curar tu ansiedad

Escrito por Edmundo Minguet C | Fecha actualizada June 04, 2018

Estar a solas con sus pensamientos es algo que las personas que sufren ansiedad tratan de evitar. La mayoría de los días, el espacio entre sus oídos está lleno de reflexiones continuas sobre lo que necesitan hacer, lo que deberían estar haciendo y lo que aún no han hecho.

Entonces, un deporte solitario como correr debería ser lo último que los ayude a aliviar sus síntomas de ansiedad. Pero lo hace.

Viviendo con Ansiedad

Al igual que muchas otras personas que luchan contra la ansiedad, este trastorno debilitante es muy importante. Y a pesar de que muchas personas luchan por mantener su conflicto en privado, no están solas.

Los trastornos de ansiedad son las enfermedades mentales más comunes en los EE. UU., afectando al 18 por ciento de la población, según el Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU. Aunque la Asociación de Ansiedad y Depresión de América (ADAA) dice que la ansiedad es muy tratable, solo un tercio de los pacientes realmente recibe ayuda.

La ansiedad es algo particular. Comienza como algo que crees que puedes controlar, pero a medida que pasa el tiempo se hace cargo de ti. Es difícil explicar la ansiedad a personas que nunca la han experimentado. Saben que muchas veces lo que les preocupa no tiene sentido: es irracional, ilógico y emocional. Y porque todo está sucediendo dentro de su cabeza, otros dudan si es real.

Entonces sonríen y continúan, trabajando duro para ocultar cualquier sensación de incomodidad o deterioro mientras siguen avanzando. Y todo el tiempo viven con esta sensación constante de inseguridad y miedo que no tiene explicación.

Y cuando se trata de diagnosticar y tratar la ansiedad, no hay dos historias iguales. La forma en que las personas describen sus sensaciones físicas y emocionales puede ser similar, pero sus factores desencadenantes, el tiempo que pasan con un ataque y cómo manejan su trastorno; todos son diferentes. La ansiedad viene en todas las formas y tamaños, lo que puede dificultar su tratamiento.

Lee más en: Esta canción puede parar tu Ansiedad en 8 minutos

Como el correr ayuda con la ansiedad

1. Correr tranquiliza tu mente

La investigación de la Universidad de Princeton concluyó que la actividad física reorganiza el cerebro de tal modo, que su respuesta al estrés se reduce y es menos probable que la ansiedad interfiera con la función cerebral normal.

"La actividad física es el fin natural a la respuesta de luchar-o-huir, por lo que puede neutralizar al instante los síntomas de ansiedad," dice la psicóloga Karen Young. "[También] aumenta los niveles de ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el cerebro, lo cual es importante para calmar las células cerebrales excitables cuando se vuelven demasiado activas."

Si bien estas neuronas son importantes para permitirnos pensar y actuar rápidamente cuando lo necesitamos, también pueden causar ansiedad cuando se vuelven demasiado activas. "Cuando los niveles de GABA son bajos, no hay nada para calmar estas neuronas excitables, y ahí es cuando puede ocurrir la ansiedad. El ejercicio aumenta el GABA a niveles adecuados," dice Young.

2. Correr te da endorfinas

Muchos ejercicios cardiovasculares (como correr) estimulan la liberación de endorfinas -hormonas que bloquean el dolor y te permiten experimentar sensaciones eufóricas. Las endorfinas se liberan durante ejercicios extenuantes y hacen que los corredores se sientan energizados, tanto durante como después de sus entrenamientos.

3. Correr te ayuda a dormir mejor

Salir a correr puede hacer que te sea más fácil dormir por la noche, lo que beneficia tu salud mental integral al mejorar la memoria, disminuir los niveles de estrés y protegerte contra la ansiedad y la depresión.

Lee más: 17 razones para empezar a correr

4. Correr te obliga a hacer una pausa

Y luego está esto: los investigadores también han propuesto que los efectos del ejercicio para desterrar la ansiedad se deben a que el ejercicio sirve como una distracción o una pausa de las inquietudes y preocupaciones. Un estudio realizado en el año 2012, publicado en la revista Revisión de Expertos en Neuroterapeútica (Expert Review of Neurotherapeutics) demostró la hipótesis de la pausa entre mujeres en edad universitaria con ansiedad y las clasificó en cuatro grupos: solo ejercicio, ejercicio mientras se estudiaba (es decir, ejercicio en el que se evita la pausa), sólo estudio y control.

Descubrieron que los síntomas de ansiedad se redujeron sólo para las mujeres que formaban parte del grupo de sólo ejercicio, lo que respalda la hipótesis de que el ejercicio disminuye la ansiedad porque proporciona un descanso de las preocupaciones diarias.

Alejarse regularmente de las preocupaciones diarias puede ser más fácil de decir que hacer cuando tu agenda está completamente ocupada, pero es claramente vital para el bienestar mental y físico.

¿Podría ayudarte el correr?

Es difícil para las personas que sufren ansiedad determinar si en algún momento dejarán de sentirla por completo -si algún día despertarán y estarán libre de la presión y el peso de esta pesada carga. Sin embargo, es posible aprender a convivir con los pensamientos acelerados y la preocupación constante, y correr puede ser la herramienta que les ayude a encontrar una sensación de paz.

Al correr, por un pequeño lapso de tiempo en el día, pueden tomarse un descanso de las diarias (a veces constantes) preocupaciones y de los pensamientos debilitantes. Si bien un par de zapatillas para correr y un largo tramo de pavimento no suenan como una forma de terapia convencional, es una alternativa a considerar.

¿Qué piensas tú?

¿Luchas (o has luchado) con la ansiedad? O tal vez alguien que amas lo hace. ¿Cómo has intentado conquistar tu ansiedad? ¿El ejercicio es parte de tu plan de tratamiento? ¿Qué hay de correr? ¿Has descubierto que ayuda? ¡Comparte tus pensamientos y experiencias en los comentarios a continuación!

Este artículo fue realizado con la ayuda de livestrong.com