Tumor del lóbulo temporal

Escrito por Mary Anne Ott
Tumor lóbulo temporal.
Cancer image by Ziablik from Fotolia.com

Según el National Cancer Institute, más de 35.000 personas en Estados Unidos son diagnosticadas con un tumor cerebral cada año. Aunque no todos los tumores del lóbulo temporal son cancerosos no significa que no sean graves. Los tumores del lóbulo temporal pueden dañar el tejido cerebral y causar síntomas graves. Estos tumores pueden causar daño cerebral permanente o la muerte.

Lóbulo temporal

Los hemisferios cerebrales, las dos grandes secciones superiores del cerebro, se dividen en cuatro partes. Una de estas partes es el lóbulo temporal. El lóbulo temporal es responsable de ayudar a entender las palabras habladas y los sonidos. Este lóbulo también controla tus emociones, memoria, percepción de profundidad y sentido del tiempo.

Tumores benignos

Los tumores benignos del lóbulo temporal no contienen las células de cáncer. La mayoría de los tumores del lóbulo temporal benignos se pueden eliminar por medio de la cirugía y es probable que no vuelvan a aparecer. Esto tumores benignos suelen tener un borde o frontera fácilmente identificada. Estos tumores no se extienden ni dañan las células de lóbulo sano circundante. Aunque los tumores benignos de lóbulo temporal no son cancerosos, todavía pueden ser mortales. Si el tumor crece demasiado puede desplazar el tejido cerebral circundante. Los tumores benignos de lóbulo temporal pueden causar una grave inflamación en el cerebro y convulsiones.

Tumores malignos

Los tumores malignos de lóbulo temporal contienen células cancerosas. Estos tumores del lóbulo temporal crecen rápidamente e invaden las células cerebrales sanas circundantes. Los tumores malignos de lóbulo temporal pueden extenderse a otras áreas del cerebro o a otros órganos. Esto ocurre cuando las células cancerosas rompen el tumor del lóbulo temporal y entran en el torrente sanguíneo o en el sistema linfático. Las células entonces viajan a otros lugares y comienzan a crecer nuevos tumores. Estos tumores malignos requieren un plan de tratamiento agresivo.

Síntomas

Los síntomas que puedes experimentar dependen del tamaño y localización del tumor en el cerebro. Los tumores del lóbulo temporal suelen causar apoplejías, convulsiones, entumecimiento en los brazos o en las piernas y problemas de visión o de audición. Otros posibles síntomas de los tumores del lóbulo temporal incluyen dolores de cabeza que son peores por la mañana, náuseas, vómitos y cambios en el discurso. También puedes experimentar problemas con el equilibrio y al caminar, con la memoria, cambios en tu estado de ánimo, y en la personalidad o capacidad para concentrarte.

Diagnóstico

Para diagnosticar tu tumor, tu médico te pedirá que completes varias pruebas de diagnósticos. Los exámenes físicos y neurológicos comenzarán el proceso. También puede que necesites hacer radiografías o acudir para hacer un TC o IRM. Tal vez se necesite una muestra del tumor que que se va a extraer a través de una biopsia. Una biopsia permitirá a los médicos examinar las células de tumor bajo un microscopio para determinar la malignidad. Los médicos intentarán determinar dónde se encuentra el tumor, si este es el sitio del tumor primario y si el tumor es maligno.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de si el tumor es canceroso y si es primario. Los tratamientos comunes para los tumores del lóbulo temporal incluyen cirugía, quimioterapia y radioterapia. Puedes sufrir una combinación de una o más de las opciones de tratamiento. Los tumores no cancerosos de lóbulo temporal son menos propensos a necesitar quimioterapia o radiación. Discute todas tus opciones de tratamiento con tu médico. Entiende su plan de tratamiento y prepárate para los efectos secundarios.