Trucos para descansar mejor en menos tiempo

Escrito por Pablo Gowezniansky
Wavebreakmedia/iStock/Getty Images

El descanso es esencial para que nuestro organismo funcione de forma óptima. En los últimos tiempos, este proceso natural se ha convertido en un arte para hacerlo correctamente. Pero claro que puedes lograr descansar mejor y en menos tiempo, y lograr optimizar tu energía para rendir a tu máximo. Con sólo unos pequeños ajustes, tus ojos estarán abiertos durante todo el día.

Dormir sin estímulos

AndreyPopov/iStock/Getty Images

Para descansar, necesitas preparar a tu cuerpo para el descanso. Esto se debe a que hay una profunda conexión entre las emociones, el estado anímico y el cuerpo. A veces quisiéramos que simplemente pudiéramos cerrar los ojos tras mirar televisión y que el cuerpo inmediatamente entre en un sueño profundo; pero esto no es así. Para ingresar a un sueño profundo que te permita aprovechar mejor el descanso, y dormir mejor en menos tiempo, necesitas estar muy relajado al irte a dormir. Eso significa que tengas una actividad tranquila antes de acostarte y, que una vez que te acuestes, simplemente cierres los ojos y esperes plácidamente a que llegue el sueño. En ese estado, descansarás mucho mejor y a la mañana te despertarás en un estado de completa armonía.

Poner música agradable

Wavebreakmedia Ltd/Wavebreak Media/Getty Images

La música adecuada puede generar que tu cerebro se vaya adormeciendo y que tu cuerpo entre más rápidamente en un estado de relajación inductor del sueño. En este sentido, puedes encontrar en Internet música especializada para dormir. Suele ser música de ritmos suaves, con sonidos naturales, como el agua fluyendo, o las olas del mar golpeando suavemente la playa, trinos de pájaros, grillos; instrumentos como flautas o sintetizadores. Si tienes la luz apagada y estás acostada, y dispones música relajante, te ayudará a ingresar en un estado de somnolencia más rápidamente, y tu descanso será mejor.

Ejercicios de respiración

sumedico.com

La respiración está conectada con nuestro estado psíquico y emocional. Por esto mismo, realizar ejercicios de control de la respiración, que induzcan a relajar al organismo, hará que tu cuerpo se prepare para entrar en el estado adecuado del sueño. Instálate en una silla junto a una ventana abierta o en tu jardín trasero, si no hace frío y no hay corrientes de aire. Una vez listo, comienza a observar tu respiración natural, tal como se encuentra en ese momento. Luego comienza a hacer las inhalaciones y las exhalaciones más largas. Buscarás realizar inspiraciones que duren cuatro segundos y exhalaciones que duren la misma cantidad de tiempo. Si te sientes cómodo, puedes prolongarlas un poco más, pero no mucho. Haz este ejercicio durante cinco a diez minutos y luego mantente unos instantes recuperando tu respiración natural. Te encontrarás en un estado de mucha relajación, listo para lavarte los dientes e irte a la cama.

Cena liviana

www.glipp.com.mx

Según culturas milenarias como la china o la hindú, la comida más fuerte del día debe ser al mediodía y, por lo tanto, la más débil o liviana debe ser la nocturna. Esto tiene un sentido que se ajusta a los ritmos biológicos del cuerpo. A la noche, cuando la oscuridad desciende, todo en la naturaleza se prepara para descansar. Lo mismo tu cuerpo. Tu fuerza digestiva es menor, ya que tu organismo entra en modo de reposo. Si tu cena es liviana, no destinarás energía excesiva en la digestión. Y por lo tanto, al descansar, toda tu energía estará destinada a la recuperación de tus funciones vitales, preparándote para estar enérgico al día siguiente. Una cena liviana te garantiza un mejor sueño y una mayor disposición de afluencia energética.

Dormir temprano

monkeybusinessimages/iStock/Getty Images

El cuerpo humano está preparado para dormir a la noche y despertarse temprano a la mañana para comenzar sus actividades. Los horarios en que el cuerpo descansa mejor son entre las 22:00 y las 02:00 horas. Si en esos momentos estás durmiendo, tu descanso será mucho más productivo, lo que redundará en que con menos horas de sueño tengas más energía. Si bien no todos pueden adaptar sus ritmos a estos horarios, es bueno tener en cuenta que dormir antes de la medianoche trae efectos muy beneficiosos para tu recarga energética. Buenos hábitos de sueño traerán efectos inmediatos; y además, en el mediano plazo estarás sintiéndote pleno y con una energía más armoniosa.

Siesta de media hora

IPGGutenbergUKLtd/iStock/Getty Images

Un aspecto a tener en cuenta es no sobrepasarte con las siestas. Si bien no son estrictamente necesarias, es posible que hacer una siesta a la tarde te brinde energía suficiente para llegar hasta el final del día en buen estado. Tienes que tener en cuenta que no debes ingresar en un sueño profundo al dormir una siesta; si lo haces, te costará dormir a la noche. El verdadero descanso de tu cuerpo debe darse cuando el día está terminando. Por eso, si necesitas dormir una siesta, que su duración no exceda la media hora.