¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Tratamiento y prevención de las pulgas en humanos

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada October 01, 2018

La picadura de pulgas en humanos y animales domésticos es un problema que acompaña la historia del hombre desde tiempos inmemorables en todos los continentes.

Las pulgas son insectos muy pequeños pertenecientes a la familia de los neópteros, que reciben también el nombre de sifonápteros. Son parásitos externos y se nutren de la sangre de animales de sangre caliente, lo que incluye también las mascotas domésticas y al propio ser humano.

Se destacan por su gran capacidad para saltar hasta 400 veces su propia altura, gracias a una proteína presente en sus articulaciones denominada resilina. A través de estos grandes saltos, las pulgas pueden fácilmente pasar de un huésped a otro en caso de ser necesario.

Lee además: ¿Cómo se ven las picaduras de pulgas y garrapatas

Existe más de 1.800 especies de pulgas y varias son capaces de transmitir enfermedades al hombre. De hecho, la picadura de pulgas en humanos ha sido causa de millones de muertes en Europa y otras regiones al transmitir enfermedades como la peste bubónica, el tifus e incluso parásitos de los perros como la tenia Dipylidium caninum.

Miden apenas entre 1,5 a 3 milímetros de largo y su aspecto es aplanado en el vertical y alargadas en sentido horizontal, con seis patas, de las cuales las traseras son muy largas en comparación con el resto del cuerpo.

Su picadura es muy dolorosa y provoca una gran comezón, a pesar de ser muy pequeña en comparación con la de otros insectos. Suelen atacar la zona de los tobillos y parte inferior de los brazos.

Debido al riesgo de que provoquen infecciones en la piel o transmitan enfermedades, es importante aprender a reconocer y combatir la aparición de una plaga de pulgas en tu hogar y en tus seres cercanos.

Tratamiento para las picaduras de pulgas

Las variedades de pulgas que más atacan a los humanos son las que viven en perros, en gatos y en el propio ser humano.

Su picadura tiene el aspecto de un pequeño rojo muy brillante, rodeado de un área inflamada, con gran escozor.

El tratamiento para todos estos tipos de picaduras de pulgas es el mismo. Lava profundamente la zona picada con un jabón antiséptico, pues la saliva de las pulgas contiene un agente anticoagulante, que es la razón de que la picadura tenga un color rojo brillante y se pueda infectar fácilmente.

Para ayudar a calmar la inflamación de la piel se pueden aplicar compresas frías y lociones de venta libre con hidrocortisona o calamina, como así también las cremas anestésicas.

No te rasques la zona afectada, esto enlentecería el proceso de curación.

Prevención de las plagas de pulgas

Prevenir una plaga de pulgas en tu hogar es una tarea complicada pero necesaria. Además, si la plaga ya afecta a tu familia o a ti es obligatorio dar un tratamiento de limpieza a toda la casa para prevenir que vuelvan a proliferar.

Para empezar, hay que entender que solo las pulgas adultas pican a los humanos y la pulga hembra comenzará a poner huevos dentro de los dos días de su primera comida.

Una hembra que se alimente regularmente puede poner de 15 a 20 huevos al día, alcanzando unos 600 huevos durante su vida fértil.

Según la especie y condiciones ambientales, estos huevos eclosionan entre 2 y 14 días a partir de su puesta. Las larvas de las pulgas pueden vivir tanto en el huésped como “dejarse caer” para vivir en grietas del suelo, los rodapiés de las paredes, en camas y muebles y otros lugares.

La pulga puede llegar a vivir hasta 8 meses y también es capaz de vivir largo tiempo sin alimentarse. Por lo tanto, se hace necesario matar tanto a los adultos como a las larvas.

Esto implica tratar con insecticidas específicos a cada miembro de tu familia, así como a las mascotas, que pueden comprarse en forma de jabones de baño y champús para humanos y animales.

Lee también: ¿Cómo eliminar las pulgas existentes en un colchón?

En el caso de las mascotas, existen collares que liberan lentamente una sustancia insecticida y pulverizadores que se dejan sobre el pelaje de los animales.

Además, se deben tratar las camas, sábanas, cobijas y ropa, muebles y alfombras, pues las larvas pueden estar allí esperando pasar a un huésped donde seguirán creciendo.

Lava frecuentemente las sábanas, mantas y almohadas con agua tan caliente como tu lavadora lo permita.

Completa la limpieza de todos los muebles de madera y lava todos los almohadones y cojines.

Si tu sofá y tus sillas están infectados y no puedes lavarlos en casa, llama a un exterminador profesional o deséchalos.

Revisa a tus mascotas y tu propia piel cada dos semanas para asegurarte de que has erradicado completamente las pulgas de tu hogar.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.