¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Tratamiento para osteofitosis

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 30, 2018

Los osteofitos, o espolones de los huesos, son crecimientos óseos que aparecen en los extremos de los huesos y que ocurren con el tiempo.

Estos crecimientos son normales y generalmente aparecen con la edad y sobre todo, a causa del daño en las articulaciones provocado por la osteoartritis.

La aparición de varios osteofitos en una zona del esqueleto se denomina osteofitosis. Cuando la persona sufre esta dolencia, la artristis provoca un deterioro progresivo del cartígalo que actúa como “amortiguador” entre los extremos de los huesos de las articulaciones.

El cuerpo intenta reparar la pérdida generando crecimientos óseos, los osteofitos, en los alrededores de la zona afectada.

Lee también: El dolor del cóccix y de cadera

Los osteofitos no son dolorosos, pero cuando presionan los nervios y la columna sí pueden causar dolores intensos que se irradian a toda la espalda e incluso a los miembros superiores e inferiores.

Los osteofitos que crecen en las aberturas de los huesos, particularmente los de la espina dorsal, angostan el espacio y causan dolores severos.

Si sufres de este problema debes saber que hay algunas cosas que se pueden hacer para aliviar o incluso eliminar los dolores y limitaciones que causa la osteofitosis.

Vamos a repasar algunas de las cosas que puedes hacer para el tratamiento de la osteofitosis.

Síntomas de la osteofitosis

Los síntomas específicos dependen de dónde se encuentren los espolones óseos.

En el caso de las rodillas, pueden provocar dolor al doblar o extender las piernas.

Si el espolón aparece en la columna vertebral, puede reducir el espacio donde se encuentra la médula espinal. Esto provoca una compresión de la médula o sus terminaciones nerviosas, provocando el entumecimiento de los miembros inferiores o superiores, y en ocasiones dolores en los mismos.

Los espolones que aparecen en el hueso de la cadera pueden provocar dolor al moverse o caminar. Sin embargo, la mayoría de las veces este dolor se refleja en las rodillas más que en la propia cadera.

Además, pueden limitar la amplitud del movimiento de la persona según la posición en la que aparezcan sobre el hueso de la cadera.

¿Cómo tratar el dolor de la osteofitosis?

Existe una variedad de medicamentos que pueden aliviar el dolor y la inflamación que poducen los osteofitos. Tanto el Ibuprofeno como el Naproxen son medicamentos anti-inflamatorios que se usan para tratar esta condición.

Generalmente se los toma 3 ó 4 veces por día por un período máximo de 4 semanas. Por regla común, estos fármacos son prescritos por los médicos antes de iniciar cualquier otro tratamiento contra la esteofitosis.

Si los mismos no logran aliviar el dolor, por lo general se suele cambiar al uso de cortisona, que es un potente antiinflamatorio.

La cortisona es un corticoide producido por la corteza de las glándulas suprarrenales, que convierte las proteínas en hidratos de carbono e influye en el metabolismo de la sal.

La cortisona generalmente es liberada por las glándulas suprarrenales cuando el cuerpo está estresado y requiere aumentar la fuerza y capacidad de movimiento como respuesta protectora ante una amenaza.

Inyecciones de cortisona

Las inyecciones de cortisona pueden dar un alivio temporario. Las dosis sintéticas están diseñadas para trabajar por un período más largo que la cortisona natural.

Te recomendamos: ¿Qué causa dolor en la rótula al caminar?

Los efectos de las inyecciones se pueden sentir en unos pocos días y durar por semanas. El tratamiento consiste la mayoría de las veces en la inyección de una alta concentración de cortisona directamente en la zona inflamada.

Cirugía

Si los métodos de tratamiento convencionales no hacen efecto, puede ser que sea necesario una cirugía para eliminar los osteofitos que provocan el dolor e inflamación.

Los dos tipos de cirugía más común para esta condición son la queilectomía y la artrodesis.

En la queilectomía se remueven los osteofitos totalmente. Es muy usada en los espolones que crecen en el dedo gordo del pie y que provocan dolor y limitación de movimiento.

Por su parte, en la artrodesis se funden los osteofitos en la parte de hueso normal. Esto generalmente puede causar una rigidez y la imposibilidad de mover ciertas partes de las articulaciones, pero, elimina mucho del dolor que causan.

Suele utilizarse mucho para resolver dolores de espalda provocados por la osteofitosis vertebral. En este caso el procedimiento se denomina artrodesis vertebral y en ella quedan fijas para siempre las vértebras afectadas.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.