¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Tratamiento de los tumores Schwannoma

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada October 01, 2018

Los Schwannomas son tumores de crecimiento lento que se desarrollan desde el interior de la vaina del nervio.

A diferencia de otros tumores similares, un Schwannoma se forma a partir de las células de Schwann que conforman el recubrimiento de las fibras nerviosas individuales.

Aunque la mayoría se producen al azar, ciertas condiciones específicas como la enfermedad de Von Recklinghausen, a menudo llamada neurofibromatosis, pueden generar la aparición de Schwannomas en todo el cuerpo.

Su aparición en el cerebro es algo muy peligroso, pues si no se tratan a tiempo pueden provocar síntomas complicados como cefaleas continuas, problemas al caminar y de equilibrio.

Lee también: Síntomas del tumor de cerebelo

De hecho, las células de Schwann están en el recubrimiento de todas las células nerviosas del cuerpo, excepto en los nervios ópticos, por lo que estos tumores pueden aparecen en cualquier lugar.

Entonces ¿cómo se puede detectar y tratar este tipo de dolencia?

El diagnóstico se realiza generalmente a través de una resonancia magnética cerebral y exámenes físicos combinado con la exploración con aparatos especializados.

El tratamiento para los Schwannomas varía dependiendo del tamaño y la localización del tumor, los síntomas causados y la salud general del paciente.

Identificación de los tumores Schwannomas

Los Schwannomas son en su mayoría tumores benignos, y únicamente en casos raros llegan a ser malignos.

Pueden crecer en cualquier punto del el sistema nervioso, pero lo hacen comúnmente en el cerebro, a lo largo del tronco central y en las flexiones de los nervios periféricos. Los tratamientos dependen de la ubicación y si el tumor es benigno o maligno.

Eliminación de Schwannomas a través de cirugía

La intervención quirúrgica es el tratamiento más común para este padecimiento. Debido a que los Schwannomas son tumores neurales o del tejido nervioso, es necesario que un neurocirujano lleve a cabo el procedimiento.

Es importante acudir con un profesional de la salud certificado y con experiencia a fin de tener el mejor resultado posible; pues debido a que hay fibras nerviosas implicadas, pueden acarrearse problemas graves para toda la vida si se produce un daño o corte.

Los neurocirujanos también tienen sub-especialidades o áreas de enfoque que atienden regularmente, por lo que es muy importante encontrar un neurocirujano con un área de enfoque que coincida con la localización del tumor.

Los neurocirujanos-oncólogos tratan los tumores malignos neurales, por lo que los pacientes con Schwannomas malignos se benefician enormemente de la atención de esta especialidad.

Después de la cirugía, los pacientes suelen presentar cierta disfunción del nervio intervenido, como entumecimiento, hormigueo y sensación de piquetes de agujas.

A veces, la cirugía provoca un traumatismo del nervio, lo que conduce a experimentar sensibilidad y dolor nervioso temporal. Si se produce el sacrificio de una fibra nerviosa individual por causas de fuerza mayor, el entumecimiento puede ser permanente.

Cirugía con bisturí de rayos gamma

Si un Schwannoma es particularmente grande, el neurocirujano quizá opte por utilizar un bisturí de rayos gamma o un tratamiento de radioterapia para ayudar a controlar el crecimiento del tumor y mejorar los síntomas.

La radioterapia consiste en someter el área del tumor a radiaciones controladas de ciertos elementos radioactivos que se encargarán de matar el mayor número de células malignas.

Suele usarse como terapia previa a la cirugía, pues la radioterapia reduce rápidamente el tamaño del tumor.

Los tumores más pequeños son más fáciles de eliminar y representan un riesgo bastante reducido de daño significativo del nervio.

Importancia del seguimiento a los Schwannomas

La estrecha supervisión de un médico es siempre la mejor opción.

Es mejor no tocar el tumor si este no está causando síntomas, no tiene signos de malignidad y el paciente y el médico se sienten cómodos y seguros de dejarlo por el momento.

Sin embargo, debe establecerse un control de modo que la lesión sea monitoreada periódica y cuidadosamente para detectar si puede llegar a convertirse en un peligro para el paciente.

Te recomendamos leer: Tumor del lóbulo temporal

Es necesario que se apliquen resonancias magnéticas de rutina para monitorear el crecimiento y las características del tumor. El médico observará los resultados de estas exploraciones y en combinación con cualquier síntoma nuevo, determinará si la intervención quirúrgica es ahora necesaria.

Por otra parte, las personas con Schwannomas benignos que se encuentran en mal estado general de salud, no son candidatos para la cirugía.

En estos casos, la radiación puede reducir el tumor y los síntomas asociados con esta dolencia.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.