Tratamiento casero para la irritación por afeitarse

Escrito por David Harris
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

La irritación por afeitarse también conocida como foliculitis, es una condición común que ocurre en los rostros de los hombres y las piernas de las mujeres después del afeitado. Aparece como pequeños bultos rojizos o rosados en los folículos pilosos. Se trata de una afección benigna, pero no causa molestias y puede parecer fea en las condiciones más severas. La mejor manera de tratarla es prevenirla.

Tratamiento casero

Si sufres de irritación por afeitarte, aplica crema o gel que contenga aloe vera para las áreas problemáticas. El aloe vera va a calmar la piel y a destapar los poros de forma natural. Si la piel se irrita, no te afeites hasta que se cure. el afeitado de la piel con irritación sólo empeorará las cosas. En la mayoría de los casos, la irritación se resolverá por sí sola en uno o dos días sin necesidad de tratamiento. Si el problema persiste, consulta a tu médico o dermatólogo.

Pre-afeitado

El pre-afeitado de la piel puede ayudar a prevenir la irritación por afeitado. La limpieza de la piel con un lavado que contenga ácido salicílico retira la suciedad que puede obstruir los poros y causar quemaduras por afeitarse. En lugar de optar por un gel de afeitar de lujo, una vieja crema de afeitar es más eficaz para las personas que sufren de irritación por afeitarse. La crema de afeitar ayuda a lubricar la piel y ayuda a que los pelos se paren para evitar la obstrucción de los poros.

Afeitado

Cómo te afeites puede ayudar a prevenir la aparición de la irritación por afeitado poco después. Una nueva maquinilla de afeitar, es menos probable que se te provoque irritación. La limpieza de tu maquinilla de afeitar vieja con alcohol va a reducir el riesgo de los poros tapados. Al afeitarte, siempre hazlo en la dirección que el pelo crece. Afeitar en la dirección opuesta es una invitación para la cuchilla de afeitar. No presiones con fuerza con la maquinilla. Afeita ligeramente para evitar irritación.

Después del afeitado

Cuando hayas terminado de afeitarte, la aplicación de aloe vera en tu cara ayudará a detener la irritación por el afeitado y evitará que tu piel se reseque. La aplicación de hielo en zonas donde normalmente recibes quemaduras de afeitar también lo impedirá. No utilices lociones para después de afeitar que incluyan fragancia. La fragancia sólo irrita la piel. Finalmente, limpia toda la piel muerta y el pelo de tu maquinilla de afeitar y seca bien antes de guardarla.