¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Tips caseros para quitar los puntos negros de la nariz

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 21, 2018

Los puntos negros en la nariz son causados por una producción abundante de sebo de las glándulas sebáceas de la piel. También son llamados comedones o espinillas negras y son una especie de tapón de cebo de cebo de color oscuro presentes en los poros obstruidos.

Se forman más fácilmente cuando no se limpia la piel apropiadamente y se acumulan las células muertas de la piel, formando dichos tapones de cebo en zonas como la nariz, mejillas, frente, orejas e incluso en la espalda y pecho.

Lee además: ¿Cómo prevenir los puntos negros?

Esto puede ocurrir en cualquier edad, si bien los casos más severos tienden a desarrollarse durante la adolescencia.

Cuando el sebo se expone al aire se vuelve negro, lo que causa su apariencia. Los puntos negros en la nariz son más difíciles de extraer que en otras áreas de la cara, debido a la forma que tiene esta parte de la cara.

Si mantienes buenos hábitos de higiene, pero aun así tienes puntos negros en la nariz, o en otras zonas, consulta con un dermatólogo para que te aconseje un tratamiento adecuado para tu tipo de piel.

Vamos a revisar entonces, cómo puedes eliminar esos feos puntos negros de la nariz que afectan tu apariencia.

Lo primero, una adecuada limpieza de la piel

Antes de extraer un punto negro de tu nariz, debes limpiar tu cara apropiadamente y remover las células muertas. Si los puntos negros son un problema recurrente usa un limpiador facial especial para el acné.

El limpiador deberá tener ácido salicílico o peróxido de benzoilo, dos químicos usados para combatir el acné y la acumulación de grasa.

Después de limpiar tu cara, el siguiente paso es hacer una exfoliación para eliminar las células muertas y el exceso de grasa. Puedes usar un exfoliador ligero o uno especial para combatir el acné.

Frota el exfoliador gentilmente alrededor de tu cara, incluyendo las áreas con puntos negros, cerca de un minuto y enjuaga. Debes exfoliar dos o tres veces a la semana para remover las células muertas.

El paso final en la limpieza de la piel es vaporizar las áreas infectadas con puntos negros. Puedes hacer esto usando un vaporizador facial, si tienes uno, para ablandar los puntos negros y las células muertas de la piel que se encuentran sobre la superficie.

Coloca tu rostro a unos 45 centímetros del vaporizador y asegúrate que el vapor llegue bien a la zona donde están los puntos negros.

Aplícalo sobre el rostro durante un máximo de 10 minutos. Transcurrido ese tiempo ya podrás extraer los puntos negros que han salido a la superficie.

Si no tienes un vaporizador facial, puedes hervir agua en una olla sobre la estufa. Sostén tu cabeza a unos 15 centímetros de la olla y deja que el vapor habrá tus poros.

El vapor hace que los puntos negros se expongan más a la superficie de tu piel para que sean más fácil de extraer. El vapor es extremadamente caliente, así que asegúrate de no acercar tu cara demasiado a la olla.

Si lo prefieres, también puedes poner una toalla en agua caliente, y luego colocarla sobre tu cara por dos a tres minutos para abrir los poros y sacar los puntos negros a la superficie.

Extrayendo los puntos negros

inmediatamente después que el vapor haya hecho surgir los puntos negros a la superficie de tu nariz, debes extraerlos definitivamente. Para esto lo mejor es que uses un extractor, herramienta conformada por un fino “lápiz” de metal que tiene en la punta un aro metálico pequeño.

Este aro se coloca sobre el punto negro y al presionarlo contra la piel hace que este salga desde la raíz del folículo.

Solamente debes aplicar una ligera presión sobre la piel, porque hacerlo con demasiada fuerza puede ocasionar una infección y una cicatriz.

Si tus puntos negros no salen fácilmente usando la herramienta, deberás entonces recurrir a una mascarilla para el acné, que absorba el exceso de grasa y ayude a expulsar de los poros los puntos negros.

No dejes de leer: ¿Cómo tratar los puntos negros graves?

Estas mascarillas para el acné están disponibles en los pasillos de cosméticos de las tiendas de autoservicios o departamentales.

Si desarrollas una rutina de limpieza apropiada para tu cara en la mañana y la noche, exfoliando dos o tres veces a la semana y usando una mascarilla facial una o dos veces a la semana, deberás ver una diferencia en la salud de tu piel y la disminución de puntos negros.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.