¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Tipos de vitaminas y sus funciones

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 08, 2018

Las vitaminas son compuestos heterogéneos y sin valor energético que tienen un papel imprescindible en el desarrollo y funcionamiento de los órganos y tejidos del cuerpo humano.

Tienen un papel tan importante para el funcionamiento del cuerpo humano como las proteínas, minerales y carbohidratos.

No pueden ser sintetizadas por el organismo y la única forma en que este puede recibir la cantidad necesaria de vitaminas para sus funciones es a través de los alimentos.

Lee también: ¿Qué vitaminas son necesarias para el crecimiento en altura?

Sin embargo, las cantidades diarias requeridas no son muy altas, pero no se debe olvidar que el exceso como la deficiencia de vitaminas en la dieta diaria puede producir diversas enfermedades.

En términos generales se considera que son 13 las vitaminas que realmente tienen impacto en el buen funcionamiento del cuerpo humano.

Las vitaminas se dividen en hidrosolubles y liposolubles.

Las primeras ingresan al organismo y se disuelven en el torrente sanguíneo. Cualquier exceso es eliminado por la orina, por lo que el cuerpo debe reponerlas a través de la ingesta de alimentos.

Por su parte las liposolubles se almacenan en los tejidos, el hígado y la grasa, por lo que generalmente el cuerpo cuenta con una buena reserva de estas vitaminas.

Cada vitamina tiene su propia función o funciones y un conjunto de beneficios. Debido a los múltiples requerimientos del cuerpo, la dieta diaria debe incluir la mayor variedad posible de vitaminas.

Vamos a describir cuáles son estas vitaminas y sus aportes a nuestra salud.

Vitamina A

La vitamina A tiene un papel clave en la formación y salud de las células del ojo que nos dan la visión, protegiéndolas contra problemas con la edad o enfermedades como la degeneración macular y ceguera nocturna. También regula la producción de aceite en la piel, manteniéndola suave, clara y juvenil.

Vitaminas B

El complejo B agrupa a varias vitaminas hidrosolubles que incluyen la B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B5 (ácido pantoténico), B6 (piridoxina), B7 (biotina), B9 (ácido fólico) y B12 (cobalamina).

El grupo de vitaminas B contribuyen a la producción de glóbulos rojos y son responsables de la producción de energía y de la buena formación de tejidos nerviosos en el feto.

También intervienen en el funcionamiento del hígado y del sistema muscular, así como en la adecuada función del sistema nervioso central.

Vitamina C

La vitamina C o ácido ascórbico, interviene en el funcionamiento del sistema inmunológico y la formación de las células encargadas de eliminar bacterias y virus en el cuerpo.

Además, es un potente antioxidante celular y estimula la producción de colágeno en la piel. El colágeno es el tejido conectivo que da a la piel su elasticidad.

La vitamina C se encuentra fácilmente en alimentos como las frutas cítricas, las fresas y las verduras. Sin embargo, el exceso de vitamina C en tu dieta podría causar malestar estomacal y diarrea.

Vitamina D

La vitamina D es clave para estimular la absorción de calcio y por tanto, para el fortalecimiento de los huesos y dientes.

Además, interviene en la formación de tejidos y en la salud de las articulaciones. Por ambas razones, se considera una de las más importantes para prevenir la osteoporosis y la artritis.

Esta vitamina tiene la particularidad de que puede ser sintetizada por la piel humana al ser expuesta a la luz solar directa.

La falta de vitamina D también puede conducir a la pérdida del cabello, ya que es necesaria para la producción de la queratina que forma el cabello y uñas.

Vitamina E

La vitamina E es llamada como la “vitamina de la juventud” por su papel en la lubricación de las membranas celulares y de la regeneración celular de la piel, ayudando a evitar o retardar las manchas de la edad y las arrugas.

Otro tema de interés: Vitaminas para curar la depresión

Contribuye a la salud del corazón y los pulmones y junto a la vitamina C es un antioxidante que bloquea el daño de los radicales libres, que causan el envejecimiento prematuro del cuerpo.

Vitamina K

La vitamina K interviene en la capacidad de la sangre para coagular normalmente. Su deficiencia por razones congénitas se denomina hemofilia y muchos venenos raticidas se basan en sustancias que anulan esta vitamina en el cuerpo de roedores y alimañas, provocándoles la muerte por hemorragias internas.

También tiene un papel en el crecimiento humano y en la formación de los huesos.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Referencias