¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Tipos de proteínas plasmáticas

Escrito por Cristabel Silvana Leguizamón | Fecha actualizada September 21, 2018

Para entender qué son las proteínas plasmáticas, se debe conocer primero qué es el plasma. La sangre está formada por glóbulos rojos o hematíes y el plasma que es nada mas ni nada menos que agua en la cual se encuentran disueltas una gran cantidad de sustancias de las cuales mas del 50% corresponde a proteínas. Las proteínas son sustancias orgánicas complejas que forman parte de la estructura vital de las células de todos los seres vivos. Es decir que sin proteínas no habría vida en nuestro planeta. Existen diferentes tipos de proteínas plasmáticas que poseen una función especifica lo que le confiere un carácter único.

Tipos de proteínas plasmáticas y sus funciones

Albúmina

La albúmina es la proteína más abundante en el plasma, constituye aproximadamente el 60% del total de las proteínas. Es fabricada por el hígado y si bien cumple múltiples funciones la mas importante es la de mantener la presión osmótica del plasma, dicho de otra forma la presión que ejerce en agua en una espacio, el resultado de esto es que el agua se mantiene en el espacio vascular nutriendo al plasma y en caso contrario cuando hay déficit de albúmina el resultado es la formación de edemas. También tiene una función importante en el transporte de sustancias como hormonas que son fundamentales para el buen funcionamiento del organismo, ácidos grasos y hasta drogas.

Globulinas

Las globulinas cumplen según su tipo dos funciones la mas importante es la de ocuparse de la inmunidad natural del organismo y defendernos de los distintos organismos que nos causan enfermedades. También actúan como transportes.

Fibrinógeno

La única función del fibrinógeno es otra proteína fabricada por el hígado cuya en función es la hemostasia es decir el control de los sangrados. El fibrinógeno se transforma en fibrina, durante la coagulación, que es la principal proteína de un coágulo sanguíneo. Sin ella el cuerpo sería incapaz de detener una hemorragia.

Por qué son importantes las proteínas plasmáticas

Actuando en conjunto, los tres tipos de proteínas plasmáticas mantienen nuestro organismo saludable. Son los bloque que construyen todas las células y tejidos del cuerpo, incluyendo anticuerpos, hormonas y agentes de la coagulación. Transportan una variedad de sustancias como drogas, hormonas y vitaminas. Controlan la presión osmótica entre la sangre y los tejidos y ayudan a control el equilibrio ácido-alcalino de la sangre. También son una fuente de energía para los músculos y los tejidos cuando no se ingieren alimentos energéticos.

Impacto de la anormalidad de las proteínas plasmáticas

Una albúmina baja puede ser indicativa de enfermedad renal o hepática, lo que permite que esta proteína pase a la orina, pero también puede ocurrir en caso de embarazo (momento en el que la albúmina disminuye naturalmente), desnutrición, quemaduras extensas o enfermedad de Crohn. Los niveles altos de albúmina pueden ser causados por la deshidratación o la insuficiencia cardíaca congestiva.

Los niveles altos de globulina pueden ser indicativos de infección crónica, enfermedad hepática o artritis reumatoidea. Los bajos niveles significan anemia aguda, disfunción hepática o enfisema.

Los niveles elevados de fibrinógeno parecen indicar un aumento en el riesgo de sufrir un accidente cerebro vascular, una de las principales causas de muerte. Combinado con hipertensión, el riesgo es aun mayor. Hacer ejercicio, no fumar, mantener un peso saludable y la medicación parecen disminuir los niveles de fibrinógeno a corto plazo. Los niveles bajos de esta proteína indican una forma de hemofilia, una patología hereditaria que afecta a ambos géneros y a todas las razas y grupos étnicos.

Advertencia: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Referencias