¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Tipos de lactobacillus

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 22, 2018

En el tracto digestivo, se encuentran diversas cepas de estas bacterias, conocidas como lactobacilos, cada una de las cuales beneficia de manera diferente al ser humano.

Debido a la dieta occidental común, que deja a un lado verduras y lácteos para dar prioridad a productos cárnicos y grasas, así como por el aumento de la ingesta de antibióticos, muchas personas tienen un desequilibrio de las bacterias beneficiosas, convirtiéndose en víctimas fáciles de infecciones y otros problemas.

En el cuerpo humano conviven numerosos tipos de bacterias que a diferencia de las que provocan enfermedades, mantienen una simbiosis con el organismo, protegiéndolo de la invasión de bacterias dañinas y otros patógenos.

En el tracto digestivo, se encuentran diversas cepas de estas bacterias, conocidas como lactobacilos, cada una de las cuales beneficia de manera diferente al ser humano.

Debido a la dieta occidental común, que deja a un lado verduras y lácteos para dar prioridad a productos cárnicos y grasas, así como por el aumento de la ingesta de antibióticos, muchas personas tienen un desequilibrio de las bacterias beneficiosas, convirtiéndose en víctimas fáciles de infecciones y otros problemas.

No dejes de leer: Alimentos con lactobacillus

Sin embargo, hoy en día existe la posibilidad de restablecer el equilibrio de estas colonias de bacterias benéficas a través del consumo de probióticos o alimentos que contienen lactobacilos.

Vamos entonces a conocer algunas de estas bacterias que benefician al organismo humano.

Lactobacillus acidophilus

El lactobacillus acidophilus reside en el revestimiento de la mucosa del intestino delgado, la vagina y el cuello uterino. Debido a que el lactobacillus acidophilus produce lactasa, es beneficioso para las personas intolerantes a la lactosa, que suelen sufrir problemas para producir naturalmente lactasa.

Artículo relacionado: Bacterias beneficiosas de la leche

Otros beneficios del lactobacillus acidophilus incluyen la producción de vitamina K, y también ayudan a proteger el cuerpo contra las bacterias dañinas como el Eschericia coli, los estafilococos, la salmonella, la candida y el helicobacter.

El lactobacillus acidophilus puede ayudar a tratar y controlar la diarrea, el síndrome del intestino irritable, las infecciones por hongos, las infecciones de las vías urinarias y las infecciones respiratorias.

Se encuentra presente en la mayoría de los yogures, el kéfir, las verduras cultivadas y los probióticos en polvo o cápsulas.

Lactobacillus plantarum

El Lactobacillus plantarum se utiliza con mucha frecuencia como conservante de alimentos. Tiene una gran capacidad para producir ácido láctico.

Hay varias cepas de Lactobacillus plantarum que ofrecen beneficios, como la defensa del colon, el alivio de la diarrea asociada con antibióticos, la reducción de la hinchazón asociada con el síndrome de intestino irritable, además de ayudar a mejorar el estado de la mucosa intestinal y reducir cualquier inflamación en esta.

El Lactobacillus plantarum está presente en las verduras fermentadas y bebidas probióticas, en cápsulas o polvos.

Lactobacillus rhamnosus

El Lactobacillus rhamnosus reside en la membrana mucosa de los intestinos y combate las bacterias dañinas reduciendo su crecimiento y los efectos de los compuestos cancerígenos.

El fortalecimiento y mejor funcionamiento del sistema inmunológico es otra de las virtudes atribuidas al Lactobacillus rhamnosus. Las colonias de este lactobacilo producen diversas sustancias o actúan directamente para reducir las infecciones respiratorias, disminuir la intensidad de las diarreas y ayudar en el tratamiento de problemas intestinales asociados a la ingesta de antibióticos.

Otra ventaja del Lactobacillus rhamnosus es que ayuda a aliviar enfermedades como el síndrome de intestino irritable, la enfermedad inflamatoria intestinal y la enfermedad de Crohn.

Lactobacillus casei

El Lactobacillus casei se encuentra en la boca y los intestinos humanos. Puede soportar la bilis y el ácido gástrico y, por lo tanto, puede sobrevivir a medida que viaja a través del tracto intestinal.

Sus beneficios pueden incluir el tratamiento de diarrea, así como el alivio de síndrome de intestino irritable y la enfermedad inflamatoria del intestino.

Lee además: ¿Qué es la mala digestión de lactosa?

El Lactobacillus casei se puede encontrar en muchos yogures, bebidas fermentadas, quesos, aceitunas y encurtidos verdes fermentados naturalmente. Los alimentos conservados con vinagre destruyen al Lactobacillus casei y no pueden ser considerados buenas fuentes.

Lactobacillus salivarius

El Lactobacillus salivarius reside en el intestino delgado y en la boca humana. Además de proteger el cuerpo contra las bacterias dañinas, también puede reducir el mal aliento y los dolores de las úlceras, y disminuir la frecuencia de sangrado de las encías y la caries dental. También produce vitamina B, ácido láctico y enzimas.

Lactobacillus bulgaricus

El Lactobacillus bulgaricus vive en todo el tracto intestinal. Produce una proteína llamada interferón que combate los virus invasores al disminuir la capacidad de estos para replicarse dentro del organismo.

Otros beneficios incluyen el alivio de los síntomas de la intolerancia a la lactosa y diarrea.

El Lactobacillus bulgaricos se puede encontrar en la mayoría de los yogures de venta en comercios.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.