¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Tipos de jeringas y agujas

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 13, 2018
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Dar medicamentos de tipo inyectable requiere el uso de una jeringa, una aguja y escoger la parte adecuada del cuerpo para aplicarla.

Las jeringas se utilizan también para eliminar la sangre del cuerpo durante la donación de sangre, para muestras de sangre y para las transfusiones de sangre en un paciente.

Las jeringas se componen de un barril cilindro redondo, un émbolo ajustado y una punta donde se conecta el eje de una aguja.

Te recomendamos: Cómo administrar una inyección en una nalga

Se presentan en una variedad de tamaños o capacidad, que van desde los 0,5 hasta los 60 mililitros.

Una jeringa de 1 a 3 mililitros es normalmente suficiente para inyecciones administradas en los tejidos bajo la piel, también llamadas inyecciones subcutáneas, o inyecciones en el músculo, también conocidas como inyecciones intramusculares.

Las jeringas más grandes se utilizan para agregar un medicamento a las líneas intravenosas y para irrigar las heridas.

Clasificación de las jeringas

Las jeringas se clasifican generalmente como Luer-Lock o jeringas no Luer-Lock. Esta clasificación está basada en el tipo de punta de la jeringa y la forma en que se asegura la aguja a esta.

Las jeringas Luer-Lock tienen puntas que requieren agujas que pueden ser giradas y bloqueadas en su lugar. Este diseño evita que la aguja se suelte de la jeringa de forma accidental.

Las jeringas no Luer-Lock tienen puntas que requieren que las agujas sean prensadas a la punta de la jeringa sin ser torcidas en su lugar.

Jeringa de insulina

Las jeringas de insulina son de pequeño tamaño. Su capacidad es de apenas 0,3 a 1 mililitro de medicamento, pero no están calibradas en función de esto, sino en unidades.

La mayoría de las jeringas de insulina están calibradas hasta 100 unidades. Están diseñadas para la autoinyección y se utilizan para dar inyecciones subcutáneas.

Jeringa de tuberculina

Las jeringas de tuberculina se utilizan para las pruebas de la tuberculosis.

El líquido que contienen se inyecta directamente en la piel. Esta jeringa es pequeña y está calibrada en mililitros.

Tiene un cañón largo y delgado con una aguja previamente conectada. La jeringa de tuberculina puede almacenar hasta 1 mililitro de líquido.

A pesar de que esta jeringa es pequeña, no puede ser utilizada para dar insulina.

Acerca de las agujas

La mayoría de las agujas están hechas de acero inoxidable. La aguja es hueca con un agujero en el centro y tiene tres partes: el centro, que encaja en la punta de la jeringa; el eje, que es el cuerpo largo de la aguja; y el bisel, que es la punta inclinada de la aguja.

El bisel crea una rendija estrecha o un agujero en una piel de una persona a través del cual el líquido en la jeringa se inyecta.

Esta hendidura se cierra una vez que la aguja se retira de la piel de la persona de manera que no haya fugas de medicamentos o de sangre.

Las puntas biseladas largas son más afiladas y más estrechas, lo cual reduce la incomodidad cuando se perfora la piel.

Tipos de agujas

Las agujas se diferencian en base a su longitud y su diámetro. La longitud de las agujas varían entre 1,27 centímetros (1/2 pulgada) a 7,61 centímetros (3 pulgadas).

Por su parte, el diámetro interno de una aguja se mide en calibre. Una aguja de calibre 25 tiene un diámetro más pequeño que una aguja de calibre 19. A medida que el calibre de la aguja se hace más grande, el diámetro de la aguja se hace más pequeño.

Dos agujas diferentes pueden tener la misma longitud y tener diferentes tamaños de calibre. Los calibres de agujas van desde el calibre 7 que es el más grande hasta el calibre 33 que es el más pequeño.

Lee también: ¿Qué es una aguja mariposa?

La selección de calibre se hace en función de qué tan espeso es el medicamento que se vaya a suministrar. Si el medicamento es espeso, una aguja con un número de calibre bajo la elegida.

Los medicamentos intramusculares se administran con agujas largas, mientras que los medicamentos subcutáneos se administran con agujas más cortas.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.