¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Tipos de gusanos en el cuerpo humano

Escrito por Roscelys Cumana | Fecha actualizada September 18, 2018

Los gusanos son parásitos que no están normalmente asociados en la actualidad. Aunque son comunes en los perros, caballos y gatos, no es habitual encontrarlos dentro de los humanos ya que las condiciones de salubridad y limpieza han mejorado mucho en nuestra sociedad moderna. Los parásitos son seres vivos que viven dentro o sobre un organismo y se nutren de él. El hecho de que las personas también son animales implica que existe una amplia variedad de gusanos que adorarían tener su hogar dentro del cuerpo humano.

Te gustaría leer: ¿Cuales son los síntomas de los gusanos intestinales en los seres humanos? y Síntomas de gusanos intestinales en niños

¿Qué es un parásito intestinal?

Los parásitos intestinales son microorganismos o gusanos grandes que viven dentro de la luz de los intestinos. Los parásitos intestinales pueden ser microscópicos como los protozoos (como Giardia) o gusanos (como oxiúridos o tenias) que ingresan al cuerpo humano y usan el intestino como su hábitat y refugio.

Los parásitos son muy comunes en todo el mundo y más comunes aún en los niños, los cuales suelen contagiarse en lugares concurridos como las guarderías y escuelas. Los niños de los países en vías de desarrollo generalmente tienen algún tipo de parásito. Las malas condiciones sanitarias y la mala calidad del agua aumentan el riesgo de contraer parásitos.

Los parásitos o gusanos intestinales más frecuentes son la Giardia y el Oxiurus. Otros parásitos suelen afectar a los niños y adultos, estos incluyen las ascarides, amebas y tenias.

¿Cuáles son los parásitos intestinales más comunes?

Oxiuros: La forma más común de gusano que puede ser encontrado en el cuerpo humano es el oxiuro. Los oxiuros son gusanos que miden de 10 a 15mm, viven dentro del colon pero dejan sus huevos en los pliegues de la mucosa del ano durante la noche provocando rascado como un acto reflejo, de esta manera se transportan los huevos en las uñas del huésped para infectar a otra persona o reinfectar al huésped. En las mujeres, estos parásitos pueden trasladarse a la vagina, provocando prurito a ese nivel, especialmente en las niñas.

Giardia: Es un parásito intestinal microscópico presente mayoritariamente en agua contaminada. El contagio también se puede dar por el contacto con heces contaminadas. Su síntoma principal es la diarrea. Es común en niños que se infectan en las escuelas y en los lugares donde las condiciones sanitarias son pobres.

Anquilostomas: Los anquilostomas son gusanos pequeños de uno a dos centímetros que tienen dientes. La infección puede ser provocada por el consumo de fruta o agua infectada o por el contacto con el suelo o el agua con gusanos. Este parásito vive en el intestino, donde mediante los dientes se ancla a las paredes, alimentándose de sangre. El parásito adulto puede vivir hasta dos años y es una causa de anemia ferropenica o anemia por deficiencia de hierro.

Ascárides: Otro tipo de gusano común que puede tener su hogar en el cuerpo humano es el ascárides. La más común es el ascaris lumbricoides. También se le conoce como lombriz intestinal por su parecido con la lombriz de tierra. Puede llegar a medir hasta 20 centímetros el macho y 30 centímetros la hembra. La tierra o las frutas infectadas son la principal forma de transmisión a los humanos.

A diferencia de los otros gusanos, las larvas encuentran su camino desde los intestinos a los otros órganos como pulmón, hígado, estómago, donde pueden provocar más daño. Una vez ingeridos los huevo de ascarides, estos se rompen y liberan las ascarides inmaduros dentro del intestino delgado, estás atraviesan la pared del intestino y llegan al torrente sanguíneo donde se trasladan hasta los pulmones. Luego suben a través de las vías respiratorias grandes llegando a la garganta donde provocan tos, en este proceso son ingeridas nuevamente hacia el estómago y al intestino delgado. En este proceso de migración errática, pueden colonizar otros órganos.

Tenias: Existen diferentes tipos de tenias. Son uno de los parásitos más conocidos y son encontradas comúnmente en los peces de agua dulce y en los cerdos, pero también en los humanos. El pescado mal cocido y el consumo de cerdo crudo contaminado es una causa potencial de transmisión. La tenia solium, que es la tenia del los cerdos, puede llegar a medir hasta 7 metros y vivir durante varios años en el intestino delgado de los humados. Poniendo hasta 50.000 huevos al año. Puede producir neurocistocercosis, por la infección del cerebro, la cual puede ser mortal si no es detectado a tiempo. Otras infecciones por tenias pueden ser asintomáticas y pasar varios años desapercibida.

Trematosis del hígado: Ciertas especies de trematodos pueden infectar al hígado causando infecciones que pueden llegar a ser mortales. La Clonorchis sinensis, que provoca opistorquiasis y la Fasciola hepatica, que causa fasciolosis, son las especies capaces de provocar enfermedad en el hígado. Pueden sobrevivir por décadas. El ciclo es complejo, pero se produce por la ingestión de huevos procedentes de caracoles o peces de agua dulce contaminados.

Ver también: Tipos de parásitos intestinales.

¿Cómo puedo saber si tengo gusanos intestinales?

La mejor forma para determinar la presencia de parásitos o gusanos intestinales es mediante un examen de heces directo. En este pueden observarse la presencia de los huevos de los parásitos o parte de los mismos, o incluso, pueden observase aquellos que son microscópicos. Puede que en una sola muestra de heces no podamos determinar la presencia de los mismo, por lo que puedes ameritar la realización de un examen de heces seriado, el cual consiste en tomar una muestra de heces por lo menos tres días seguidos, para realizar el diagnóstico.

En el caso de los oxiuros, puede tomarse una muestra con un hisopo del área del ano, para observar la presencia de los huevos, ya que éste parásito suele migrar durante la noche a colocarlos en el ano.

Seguir leyendo: ¿Pueden ciertos alimentos matar los parásitos intestinales?

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud