¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Tipos de exudado de las heridas

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 28, 2018

El exudado de una herida es el proceso por el cual esta evacua líquido o pus de los cortes, accidentales o quirúrgicos o de cualquier tipo, que se han abierto en la piel humana o en zonas de mucosa como la boca, nariz y otras zonas.

Este exudado es en realidad un suero producido por la piel y que proviene del tejido inflamado alrededor de la herida, que sale al exterior por la fuerza mecánica que crea la abertura en la piel o membrana mucosa.

El exudado de las heridas puede tener varios aspectos, cada uno de los cuales indican una posible condición de infección o por el contrario, ser un signo normal de que la piel está realizando su proceso de autocuración.

Entre estos aspectos tenemos el exudado seroso, de color claro o pajizo. Suele relacionarse con enfermedades críticas y por su contenido de proteínas, electrolitos, azúcar y glóbulos blancos ayudan en el proceso de curación.

Lee también: Signos de heridas infectadas

Las plaquetas y la fibrina utilizadas en el proceso de coagulación aparecerán en el fluido en las primeras 48 a 72 horas de formación de una herida para evitar el sangrado.

Otra forma de exudado de las heridas puede tener rastros de sangre, pero también se relaciona con el proceso normal de curación de las heridas.

Sin embargo, la presencia de sangre en cantidades mayores indicaría un traumatismo en un vaso sanguíneo, provocando que el exudado se vea delgado y de color rojizo.

Por su parte, si una herida exuda pus, de color amarillo, gris o verde, es señal de la presencia de infección y que el exudado está repleto de células células blancas, células inflamatorias y bacterias muertas o moribundas.

Vamos a repasar los tipos de exudado de las heridas que puedes encontrar en la mayoría de las situaciones.

Exudado seroso

El exudado seroso se caracteriza por su color claro o de color pajizo. El material seroso surge de las proteínas y del líquido del tejido.

En ocasiones, se escapa a través de la piel hinchada cuando una persona sufre una enfermedad crítica.

El exudado seroso apoya el proceso de curación y contiene proteínas, electrolitos, azúcar, glóbulos blancos y algunos microorganismos.

Las plaquetas y la fibrina utilizadas en el proceso de coagulación aparecerán en el fluido en las primeras 48 a 72 horas de formación de una herida para evitar el sangrado.

El líquido seroso en la herida ocurre como un proceso normal de curación.

Exudado serososanguinolento

El exudado serososanguinolento se ve de color rosa debido a que un pequeño número de células de la sangre se mezclan con el drenaje seroso.

La consistencia de este exudado se describe como fina y acuosa y aparece normalmente durante la fase de curación de las heridas.

Exudado sanguíneo

La presencia de exudado sanguinolento saliendo de una herida significa que un vaso sanguíneo se ha roto, ya sea durante el traumatismo que ocasionó la herida o por una mala manipulación de la misma durante su limpieza y vendaje.

La consistencia del exudado sanguinolento es delgada y acuosa, con un marcado color rojizo debido a la presencia de sangre.

Te recomendamos: Infecciones de la herida de la cesárea

El hallazgo de sangre en el exudado de una herida en curación es poco frecuente y debe revisarse de inmediato.

Hemorragia

La hemorragia indica un vaso sanguíneo por donde se sale la sangre.

La consistencia es más espesa que el fluido sanguíneo. Esta situación puede convertirse en una emergencia que requiere la asistencia de un médico para controlar el sangrado si se presenta en gran cantidad desde el sitio de la herida.

La hemorragia representa una condición anormal en una herida y debe ser tratada inmediatamente.

Pus

Un efluente purulento o pus se refiere a un drenaje de color amarillo, gris o verde que sale de una herida cuando esta ha sido infectada por bacterias.

El pus contiene microorganismos patógenos junto con células blancas, células inflamatorias y bacterias muertas o moribundas.

El volumen de los exudados con pus aumenta mientras más avanza la infección y su tratamiento puede requerir antibióticos y una limpieza total de las capas de piel dañadas.

Líquido cefalorraquídeo

La presencia de líquido cefalorraquídeo saliendo de una herida solo se da cuando estas ocurren en la zona de la cabeza y a lo largo de la columna vertebral, ya sea por un traumatismo o herida que deja expuestos los conductos y membranas donde se almacena el líquido cefalorraquídeo.

El líquido cefalorraquídeo es ligeramente pegajoso y proteje al cerebro y médula espinal. Su pérdida a través de una herida es un grave riesgo para la vida de la persona.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.