Tipos de colchones y cómo escogerlos

Escrito por Rosario Vázquez
Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Por algo existe la expresión "como en una cama de espinas", la cual remite inmediatamente a que un lecho con el material incorrecto puede ser insufrible. Puesto que una cama existe para ser el bálsamo del cansancio acumulado durante el día, no escojas un colchón que por su falta de soporte se aleje de su principal objetivo. En el mercado existen muchas diferencias entre todas la variedades de colchones. Aquí te daremos consejos para elegir el más adecuado, no tanto por la marca, sino por tus propias necesidades. Duerme tan profundo como la bella durmiente o como los mismísimos ángeles.

Colchones de muelles o resortes sin buena carcasa

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los colchones tradicionales y más vendidos son los conocidos como colchones de muelles. Sin embargo, éstos son muchas veces de muy mala calidad. Lo barato sale caro y este es el caso. Un colchón que es muy vendido por su bajo costo ha venido haciendo estragos en la salud de la gente, ya que los muelles al poco tiempo se encajan en las espaldas de sus usuarios. Y la cama se convierte más en una cruz que en un lecho de descanso. Evita comprar este tipo de colchones. No repares en el costo sino en la salud de los tuyos.

Ya que no sólo el soporte del colchón es importante sino también la carcasa o recubrimiento de éste, escoge un colchón del material adecuado a tus necesidades económicas pero que también contribuya a tu salud. Un buen soporte a tu espalda te lo proporcionará un colchón con la mayor cantidad de muelles recubiertos además por buenos acolchados. Un colchón nunca debe ser demasiado suave, ya que esto puede dislocar la colocación natural de tus huesos y provocarte dolor de columna.

Colchones inflables

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Para quienes cuentan con poco dinero o con una visita inesperada, un colchón inflable puede salir en su ayuda. Lo importante al comprar un colchón de este tipo será notar el tipo de material del recubrimiento ya que si es de puro material plastificable volverá las noches sudorosas y nada deseables. No obstante existe la opción de materiales que suavizan y disminuyen el bochorno del plástico. Cerciórate de tener una buena bomba para que el aire realmente comprimido haga del colchón un soporte rígido.

Para quienes duermen solos

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Para quienes tienen toda la cama para sí, no tendrán más que pensar en sus propias necesidades. Si eres una persona a quien le gusta la amplitud, una cama matrimonial es la mejor opción. Si te gusta leer televisión o leer en la cama ya estás aumentando el elevado porcentaje de tiempo que de por sí el ser humano pasa en la cama. Por ello para sentirte a tus anchas debes, sin duda, elegir un colchón de buena calidad. Los rellenos en existencia son: espuma de poliuretano, latex, viscoelastica o rellenos naturales como lana y algodón. Elige a tu gusto.

Para quienes duermen en acompañados

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Quienes duermen en parejas deben tener en consideración más detalles a la hora de elegir un colchón, ya que además de las propias necesidades deberán tomar en cuenta los requerimientos para la segunda persona en la cama. Es decir, que preguntar por alguna afección corporal no está de más, ya que de acuerdo a ello se elegirá un colchón más adecuado. Es mejor que los dos asistan a la compra y que prueben juntos los modelos en existencia.

Sé feliz con la edad

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Para personas más adultas un colchón con mejores métodos de fabricación y más anatómico es recomendable y, además, merecible. Es probable que la madurez traiga consigo algunos padecimientos de columna o de lumbar. Por ello, puedes incluso, pedir consejo a un médico especialista y no sólo a un vendedor de colchones, por el colchón que le conviene a tu columna. Recuerda que así como los colchones necesitan de mantenimiento y de unas cuantas vueltas por año para ser más cómodos, tú necesitas cambiarlos para tener mejores y más dulces sueños.

Para abuelos o enfermos

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Existe la posibilidad de aminorar sufrimiento a personas con padecimientos por edad o enfermedad. Y si la tienes no te detengas por investigar en tiendas especialistas de las opciones que tienes. Seguramente se te recomendará una cama al estilo de un hospital, para que puedas cambiar la posición de la columnas y las piernas de tu ser querido con alguna dolencia. Preferentemente debes elegir un colchón que no sea plastificable ya que ello le causará sudoración y bochorno.

Colchonetas para los más jóvenes

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Hay muchos jóvenes que con un colchón en el suelo les basta. Y aquí es dónde la opción de una colchoneta puede salir a relucir. Pero no olvides que también existen calidades en las colchonetas. Elige una con relleno que no sea demasiado inconsistente. Ya que con el tiempo pueden llegar a formarse tanto bolas como hundimientos planos que harán de está colchoneta un masa amorfa.

Al final a todos gusta descansar

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Que un spa no sólo te provea de cuidados especiales. Cada noche puedes consentirte si haz optado por comprar un colchón que valga la pena. No esperes a tener tensiones en la espalda, columna, lumbar o cuello para tomar la decisión de cambiar de colchón. Informa a tus seres queridos sobre la importancia de contar con un colchón adecuado.