Terapia web: el médico ahora te contactará por Skype

Escrito por K. Aleisha Fetters | Traducido por Enrique Pereira Vivas
ASIFE/iStock/Getty Images

Cuando Madison Maroney (nombre cambiado por privacidad) se trasladó de Boston a Wisconsin, había una cosa que la mujer de 40 años de edad de la costa este no podía dejar atrás: sus sesiones de terapia semanales. Así que ahora, dos años más tarde, en su casa del medio oeste, ella abre su computadora portátil cada semana, inicia sesión, y a través de un video en vivo, habla a través de su micrófono con un terapeuta en el otro lado del país.

Claro, ella podría haber encontrado a alguien nuevo. Pero ella había estado viendo a su psicoterapeuta durante unos dos años y la idea de empezar de nuevo se sentía contraproducente. "Teníamos una relación sumamente personal, y esto hizo posible para mí continuar esa relación y nuestro trabajo juntos", dice Maroney.

Los terapeutas están reportando un aumento en el número de pacientes que solicitan sesiones de video, dice Marlene M. Maheu, Ph. D., director ejecutivo del TeleMental Health Institute. Al igual que Maroney, muchas personas siguen sesiones de video con sus terapeutas después de una mudanza de larga distancia o mientras viajan por negocios. Sin embargo, otros sólo la encuentran más atractivas que las visitas al consultorio.

"TeleMental Health Institute rompe muchos de las barreras de acceso que existen actualmente entre las personas y el cuidado que necesitan", dice Maheu. Más de 80 millones de estadounidenses viven en áreas con escasez de profesionales de salud mental, de acuerdo con la U.S. Health and Human Services Health Resources and Services Administration. Mientras tanto, incluso en los entornos urbanos donde abundan los profesionales de la salud mental, el tiempo y el dinero pueden ser un obstáculo para las personas que buscan ayuda profesional. Los servicios de salud de Telemental, tales como el chat en línea y el video en streaming, facilitan todo esto.

¿Cómo funciona?

"La terapia de video no es tan diferente a la terapia en persona", dice Maheu. "Es hablar". Juntos, el paciente y el médico determinan la duración y la frecuencia de su cita y la conversación depende tanto de las necesidades del paciente así como de la formación del especialista en salud mental. Los profesionales de la salud de Telemental están licenciados en asesoramiento, terapia, psicología y psiquiatría, y cada individuo tiene un enfoque ligeramente diferente.

Normalmente, las sesiones con un experto entrenado comienzan con un código diseñado para determinar si el paciente tiene privacidad, lo cual puede ser un tema de preocupación por los pacientes que toman sus llamadas desde su casa, dice ella. (Por ejemplo, decir que un vehículo rojo está estacionado afuera podría significar que un miembro de la familia puede que esté escuchando, mientras que un vehículo verde significa que ningún tema está fuera del alcance). También, Maroney establece una máquina de ruido blanco en la puerta donde toma la llamada para garantizar la privacidad en medio de una casa ocupada. Después de que se garantiza la confidencialidad, el tiempo se cuenta al igual que cualquier otra sesión en persona.

Los beneficios son tangibles: la investigación ha demostrado que las visitas virtuales pueden ser eficaces en el tratamiento del estrés, el manejo de la ira, la ansiedad social, dejar de fumar, el dolor, la depresión y el comportamiento obsesivo. Y publicado este año en Psychiatric Services, el primer estudio a gran escala de los servicios de salud de Telemental encontró que las visitas virtuales recortan el tiempo de hospitalización de los pacientes de salud mental en un 25 por ciento.

¿Es adecuado para ti? Problemas potenciales (y posibles soluciones)

Aumento del documento digital

No sólo los terapeutas son los que inician sesión para visitar a sus pacientes.

Cada vez más médicos, principalmente médicos generales, ahora ofrecen sus servicios en centros virtuales en línea, tales como American Well Online Care (AmericanWell.com), Teladoc.com, MDLiveCare.com e incluso RiteAid’s NowClinic (MyNowClinic.com/RiteAid). En estos sitios, médicos certificados pueden diagnosticar, recomendar un tratamiento y prescribir la medicación a través del teléfono o de consultas de video en línea.

Las visitas virtuales pueden costar desde US$10 a US$150, dependiendo de los beneficios del seguro. Muchos nombres grandes, como Aetna, Blue Cross Blue Sheild, Cigna, UnitedHealth y WellPoint ofrecen cobertura para una variedad de consultas médicas en línea.

"La telemedicina aumenta el acceso a la atención. Le permite a los pacientes ver a un médico o recibir atención cuando no recibirían la atención de otra manera", dice Jon Linkous, director ejecutivo de la Asociación Americana de Telemedicina para el Mañana. Él destaca que más puntos de atención son vitales para mantener la salud en medio de la escasez de médicos de Estados Unidos. Según las proyecciones de la Association of American Medical Colleges' Center for Workforce Studies, habrá una escasez de cerca de 63.000 médicos en 2015, con mayores carencias en el horizonte, 91.500 y 130.600 para 2020 y 2025, respectivamente.

Estos médicos también están expandiendo la atención de sus pacientes en línea, aumentando la prestación de sus servicios a través del correo electrónico, dice Linkus. Y parece estar funcionando. Un estudio de Kaiser Permanente en el 2010, por ejemplo, observó a más de 35.000 pacientes con diabetes y con hipertensión y encontraron que el intercambio de correo electrónico entre médico y paciente en un período de dos meses mejoró la eficacia de la atención, con una mejora del 6,5% en el control de la glucemia, el colesterol y la presión arterial.