¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Temblores provocados por la ansiedad

Escrito por Kimberly Scott | Fecha actualizada July 18, 2017
Scared green eyed girl image by Olga Sapegina from Fotolia.com

Los temblores son movimientos incontrolados del cuerpo que pueden estar ocasionados, entre otros motivos, por la ansiedad. Ésta sobreviene por el estrés provocado por el miedo a lo que pueda ocurrir y, si no se le pone remedio, puede llegar a ser de tal intensidad que acabe dando lugar a la aparición de temblores.

Los temblores

emotion series: hands up, black and white image by AGphotographer from Fotolia.com

Los temblores constituyen un trastorno neurológico que se caracteriza por la aparición de movimientos incontrolados. Aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, se dan con más frecuencia en las manos.

Ansiedad

woman having financial problems image by forca from Fotolia.com

Son muchas las causas que desencadenan la ansiedad y el estrés que aparece con ella. Si se logra reducir este estrés, la ansiedad podrá aliviarse y los temblores disminuirán.

Enfermedades neurológicas

doctor desk image by dinostock from Fotolia.com

Las enfermedades neurológicas están casi siempre vinculadas a temblores. A través de pruebas neurológicas, como un electroencefalograma, es posible encontrar las causas directas de este síntoma y conocer su gravedad.

Trastorno mental

medication image by Bram J. Meijer from Fotolia.com

Si acaba yéndose de las manos, la ansiedad puede llegar a ser definida como un trastorno mental. Si se logra disminuir la preocupación que va asociada a ella, también se aliviarán los temblores. Con una medicación adecuada y algunos cambios en el estilo de vida, ambos trastornos pueden mejorar.

Una idea equivocada

Schieflage - Kernspintomographie image by Marem from Fotolia.com

Hay quien piensa erróneamente que todos los temblores están provocados por la ansiedad. Para echar abajo fácilmente este mito, no hay más que fijarse en otras dolencias en las que también aparecen estos temblores, como, por ejemplo, la enfermedad de Parkinson.