Sustitutos saludables para cremas de café

Escrito por Clay McNight | Traducido por Ariadna Delgado
Las cremas para café no lácteas suelen contener grasas trans e ingredientes procesados.
Thomas Northcut/Lifesize/Getty Images

Las cremas de café están generalmente llenas de ingredientes poco saludables, como aceites hidrogenados, conocidos como grasas trans, azúcares y aditivos artificiales. Normalmente, estos se consideran más saludables que otras cremas para café naturales que pueden contener más calorías y grasa. La verdad es que las grasas trans en cremas no lácteas puede elevar el colesterol malo, mientras que reduce el colesterol bueno y aumenta el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Las opciones más saludables son la leche de coco, la crema real, leche entera o mitad y mitad.

Leche de coco

La leche de coco proporciona un sabor rico y cremoso sin nada de lactosa.
Martin Poole/Digital Vision/Getty Images

El coco es un alimento muy versátil que se puede utilizar para hacer agua, leche, aceite y harina, así como otros alimentos. También es un alimento altamente nutritivo, rico en fibra y en vitaminas y minerales. Más de la mitad de las grasas del coco son conocidas como triglicéridos de cadena media (MCTs) -un tipo de grasa que es más probable que sea quemada como combustible, en lugar de almacenada en el cuerpo-. Un estudio de 2010 publicado en la "Revista Internacional de Ciencias de la Alimentación y Nutrición (International Journal of Food Sciences and Nutrition)", concluyó que los MCT pueden aumentar la pérdida de grasa y la composición corporal favorable de la parte alta de tu cuerpo. Para aquellos que quieren evitar los productos lácteos, la leche de coco proporciona un sabor rico y cremoso sin nada de lactosa.

Crema real

A pesar de su contenido de grasas, los productos lácteos promueven la salud.
Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

La crema está hecha de una capa de grasa que se eleva a la parte superior de la leche antes de homogeneizarse. Aunque la crema es rica en grasas, al consumirse en pequeñas dosis brinda beneficios a la salud. En un artículo sobre actualidad, la Dietista de Karen Giles-Smith, M.S., R.D., señala que los alimentos lácteos, sin importar el contenido de grasa, no aumentan el riesgo de enfermedades del corazón, sino más bien promueve la salud. Un estudio de 2011 publicado en "Taller del Instituto de Nutrición Nestle, Programa Pediátrico (Nestle Nutrition Institute Workshop, Pediatric Program)", informa que las grasas de lácteos contienen componentes bio-activos, incluyendo CLA (ácido linoleico conjugado) y ácidos grasos omega-3, que son el contrapeso de las grasas saturadas, un hecho al que la investigación ha conducido.

Leche entera

La leche entera es una rica fuente de proteínas.
Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

La leche entera es una rica fuente de proteínas que también contiene grasas, hidratos de carbono, vitamina D, B-12, y minerales como calcio, potasio y selenio. La Universidad del Estado de Michigan (Michigan State University) señala que hay varios elementos que se encuentran en la grasa de la leche, proteínas lácteas y otros componentes de la leche, que tienen la capacidad de promover y mantener la salud y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Mitad y mitad

Mitad y mitad.
Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Para aquellos que desean un sabor más cremoso que el que la leche entera ofrece, pero con menos calorías y grasas que la crema pura, tomar mitad y mitad, que consiste en agregar la mitad de crema y la mitad de leche, es una buena opción.