Sopas saludables durante el embarazo

Escrito por Ireland Wolfe | Traducido por Ariadna Delgado
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Cuando estás embarazada, es importante que consumas vitaminas esenciales y minerales que ayuden al desarrollo y crecimiento de tu bebé. Las sopas pueden ser alimentos muy sustanciosos y nutritivos, que brindan tanto a ti como a tu bebé vitaminas importantes sin recargarte de grasas o calorías. A fin de conseguir los más saludables beneficios, elige sopas que contengan vegetales, carnes magras y leguminosas.

Sopa de minestrone

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Este básico italiano es también un saludable y enriquecido alimento. La sopa de minestrone usualmente contiene zanahorias, tomates, col, cebolla y ajo, así como alubias blancas, garbanzos y pasta, los cuales además son altos en tiamina. La tiamina es un nutriente importante durante el embarazo, ya que regula el sistema nervioso y puede contribuir a elevar los niveles de energía. Las zanahorias contienen beta-caroteno y vitamina A, que puede ayudar a los huesos y al crecimiento de los dientes. La col es una buena fuente de vitamina B-6, una vitamina importante para la producción de glóbulos rojos. La sopa también es alta en antioxidantes, los cuales protegen los tejidos de daños y promueven un sistema inmunológico saludable.

Sopa de frijol negro

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

El ingrediente principal de la sopa de frijol negro son los frijoles negros, éstos son altos en fibra, lo cual ayuda a que el sistema digestivo funcione correctamente. Consumir una dieta alta en fibra también es importante durante el embarazo. El estreñimiento es una queja común entre las mujeres embarazadas, y la fibra puede aliviar estos síntomas. Los frijoles negros también contienen tiamina. Las legumbres, como frijoles negros, son ricos en proteínas: la proteína es necesaria para la producción de aminoácidos y ayuda a reparar células.

Sopa de Miso

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

La sopa de miso es una sopa asiática tradicional a base de miso, una tipo de soja fermentada. La soja es rica en proteínas y fibra, dos nutrientes que son útiles en el embarazo. Miso también contiene ácidos grasos omega-3, que son esenciales para el desarrollo neurológico y la visión al principio de tu bebé. Esta sopa también contiene algas wakame y col rizada; que son altos en varias vitaminas esenciales y minerales importantes para el desarrollo de tu bebé, incluyendo el calcio y el hierro. El hierro ayuda a prevenir el bajo peso al nacer, así como parto prematuro.

Sopa de vegetales

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

La sopa de verduras tradicional puede ser una sopa saludable para comer, si estás embarazada. Ciertas verduras son más beneficiosas para ti y tu bebé, así que considera hacer tu propia sopa de verduras para añadirle estas verduras. Si agregas espinacas la sopa será aún más saludable; la espinaca es rica en muchos nutrientes esenciales, incluyendo la vitamina E y calcio. Los pimientos verdes son muy ricos en vitamina C: un antioxidante que ayuda a tu cuerpo a absorber el hierro y estimula el sistema inmunológico. El brócoli contiene ácido fólico, que ayuda a mantener la placenta y puede prevenir ciertos defectos de nacimiento.