Solución salina nasal casera

Escrito por Ava Perez
salt image by Andrey Rakhmatullin from Fotolia.com

Irrigar las fosas nasales con solución salina es una práctica antigua que todavía se realiza. El líquido salado es similar en su composición a los líquidos naturales del organismo (como las lágrimas). La solución salina es usada para limpiar los conductos nasales, reducir la sequedad, ayudar a despejar el mucus y reducir la inflamación en el tejido nasal. Si bien la solución salina se vende comercialmente, hacer la tuya propia usando ingredientes que tienes en casa es simple y efectivo.

Calienta el agua hasta que llegue a una temperatura tibia. Estás buscando la temperatura corporal, por lo tanto, toca el agua con tu piel para obtener la temperatura ideal.

Vierte la sal y el bicarbonato de sodio en el bol. El bicarbonato es un regulador que ayuda a que la solución se adapte al pH del cuerpo, a la vez que mejora sus propiedades de diluir el mucus. Cuidadosamente agrega el agua tibia a la sal y el bicarbonato.

Mezcla la sal, el bicarbonato y el agua hasta que los ingredientes estén completamente disueltos.

Vierte la solución dentro de un envase hermético limpio, preferentemente de vidrio.

Consejo

Desecha la solución luego de una semana. Si se ve turbia o hay detritus flotando en ella, deséchala y haz una solución nueva.