¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Síntomas de daño en el bazo

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 28, 2018

El bazo es un órgano que se ubica justo por debajo de la caja torácica en el lado izquierdo del cuerpo y que forma parte del sistema linfático, responsable de filtrar la sangre y mantener el equilibrio de los líquidos en el cuerpo.

Es un órgano repleto de glóbulos blancos, células que atrapan los gérmenes y los eliminan, además de destruir las células envejecidas o dañadas.

El bazo es un órgano muy delicado ante enfermedades o traumas y puede lesionarse o dañarse con relativa facilidad si la persona no es cuidadosa con su salud.

Te recomendamos: Precauciones en pacientes que no tienen bazo

Esto es especialmente peligroso en los casos de personas que por enfermedad o por trauma ya tienen un daño en el bazo que puede romperse en cualquier momento.

Cuando el bazo llega a un nivel de inflamación o lesión extrema, o ha perdido totalmente sus funciones, es común que se proceda a su extirpación quirúrgica, pues su ruptura o sangrado excesivo puede llevar a la muerte.

Aunque el hígado y otros órganos asumirán las funciones de este, el organismo de la persona quedará muy limitado en su capacidad para combatir las infecciones presentes en el flujo sanguíneo.

¿Cómo puede dañarse el bazo?

La localización del bazo lo hace un blanco fácil para las lesiones. Los accidentes automovilísticos son la causa principal de daño en el bazo, comenzando por su ruptura o sangrado interno, ya sea por el impacto directo sobre el tórax o debido a la presión de una costilla rota sobre los órganos ubicados en el lado izquierdo del cuerpo.

Otras causas de daño en el bazo son las peleas de puños y los deportes de contacto como el hockey y el fútbol.

También cuando el cuerpo está luchando contra una enfermedad, el bazo se agranda para combatir la infección. Cuando ocurre esto, el órgano está más propenso a las lesiones o daños funcionales.

La esplenomegalia es una patología que ocurre cuando el bazo está agrandado y comienza a filtrar células sanguíneas sanas además de las dañadas.

Si tienes síntomas de daño en el bazo debido a cualquiera de estas posibles causas, contacta inmediatamente a tu médico.

Presencia de fuerte dolor abdominal

Un problema en el bazo generalmente provocará un dolor intenso muy localizado en la zona izquierda del tórax.

Los dolores localizados son más fuertes que los generalizados porque son un mecanismo del cuerpo para indicar que un órgano específico ha sufrido un trauma o está afectado por inflamación o una enfermedad.

Los síntomas más destacados del daño esplénico son dolor en el abdomen superior bajo la caja torácica o dolor en la parte superior de estómago.

También puede haber sensibilidad en la zona del abdomen superior izquierdo, y pueden aparecer hematomas en la zona que rodea al bazo, ocasionadas por posibles derrames de sangre desde este órgano.

Fuerte dolor en la espalda

Un dolor fuerte localizado en el lado izquierdo de la espalda baja también es un signo de que algo anda mal con el bazo y se considera incluso una señal de una ruptura esplénica.

Esta zona también puede presentar hematomas y sensibilidad al tacto. En algunos casos, también puede haber dolor en el hombro izquierdo.

El dolor en la espalda es común en muchas personas, pero si una persona que presenta dolor en la parte izquierda de su espalda también ha recibido un golpe en ese lado de su cuerpo, es muy posible que pueda haber sufrido una ruptura del bazo.

Dolores en el pecho

El dolor en el pecho y el hombro del lado izquierdo del cuerpo a menudo se asocian con un ataque cardíaco; sin embargo, la ruptura del bazo también produce dolor en esas zonas.

A menudo, aparecen hematomas en la zona esplénica, la cual se presenta dolorosa al tacto.

Lee también: Dietas saludables para el hígado y el bazo

En algunos casos, estos pacientes tienen dificultades respiratorias debido al estrés de los pulmones producido por una lesión en la parrilla costal.

Baja presión arterial

El bazo ayuda a producir tanto glóbulos rojos como blancos. Cuando se rompe, grandes cantidades de sangre se derraman en la cavidad abdominal.

Este sangrado interno no sólo produce los síntomas mencionados anteriormente, sino que también produce baja presión arterial.

Los síntomas de esto incluyen pero no se limitan a mareos, desmayos, fatiga o confusión. A veces, también puede haber visión borrosa, náuseas y vómitos.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.