¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Signos y síntomas de parásitos cerebrales en seres humanos

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 15, 2018

El cerebro humano posee una estructura que la protege contra el ingreso de agentes externos que pudieran afectar su salud.

Esta estructura se denomina barrera hematoencefálica. Es un sistema protector entre los vasos sanguíneos del cerebro y el cerebro, que permite que la sangre fluya libremente hacia este órgano, pero impide el contacto entre la mayoría de las sustancias del torrente sanguíneo y las células cerebrales.

Tema de interés: Los signos y síntomas de parásitos en las heces

Esta barrera protege al cerebro de los efectos de numerosas sustancias nocivas, pero no siempre puede evitar que ingresen elementos como gérmenes, virus o lo que es peor parásitos, que pueden provocar severas lesiones y problemas a la salud de la persona.

Entre los parásitos cerebrales tenemos la Taenia solium, o solitaria del cerdo, la cual causa la enfermedad denominada cisticercosis. La causa más común de parásitos cerebrales en los Estados Unidos es la solitaria del cerdo.

Este parásito provoca quistes en diferentes partes del cuerpo y sus larvas pueden emigrar al cerebro, donde generan diversos daños.

Otro de los más peligrosos parásitos cerebrales es la Naegleria fowleri, o ameba del agua dulce, que puede causar la condición denominada meningoencefalitis amebiana primaria.

Este parásito afecta el encéfalo y la médula espinal y puede tener consecuencias mortales para la persona en muy poco tiempo, 10 días si no es tratada de inmediato.

Un tercer parásito muy común es el Toxoplasma gondii, protozoo causante de la toxoplasmosis y que está presente en los gatos domésticos.

Una vez que los parásitos cerebrales logran ingresar al tejido cerebral, encuentran un oasis, pues el cerebro proporciona un ambiente ideal para que vivan y crezcan.

Los síntomas que provocan estos parásitos son diversos.

Dolores de cabeza

Uno de los primeros síntomas que puede sentir una persona que ha sido infectada por parásitos cerebrales son dolores de cabeza recurrentes y de intensidad media a alta.

Además, los dolores de cabeza pueden ir acompañados de hipersensibilidad a la luz o visión borrosa. Este síntoma es común en todos los tipos de infección parasitaria del cerebro.

Confusión

A medida que la infección crece y comienza a afectar a más tejido cerebral, el paciente puede experimentar confusión general.

La misma puede manifestarse como problemas de memoria, desorientación, falta de atención a las personas y a su entorno y la incapacidad para tomar decisiones.

La confusión es uno de los síntomas característicos de las infecciones por la ameba Naegleria fowleri y de la tenia del cerdo.

Fiebre

La fiebre se desarrolla como la respuesta del cuerpo a la infección al activarse el sistema inmune.

Esta fiebre puede o no ayudar a combatir las infecciones parasitarias.

Algunos parásitos cerebrales, tales como la ameba que causa la infección por Naegleria, puede arrojar partes de sí misma para actuar como un señuelo contra los glóbulos blancos que produce el sistema inmunológico y cuya función es detectar y destruir los virus, bacterias y agentes patógenos presentes en la sangre.

Por lo tanto, la fiebre se sigue produciendo, pero el sistema inmunológico "persigue" al señuelo y no a la ameba que causa la infección, lo que permite que esta progrese.

Náusea

Las náuseas son otro de los síntomas presentes en las infecciones por parásitos cerebrales.

En unos casos, se debe a la acción de las larvas parasitarias al alojarse en determinadas partes del cerebro.

Con la infección por la tenia del cerdo, las náuseas podrían estar relacionadas con una infección secundaria parasitaria en el tracto gastrointestinal.

Convulsiones

Las convulsiones pueden aparecer en la medida en que avanza la infección por la ameba Naegleria, una vez que estas se adhieren al tejido cerebral.

Cambios en la función cerebral específica

Dependiendo de la parte del cerebro que esté infectada, el paciente puede experimentar otros síntomas específicos, tales como la pérdida del equilibrio, paranoia o alucinaciones.

En el caso de la infección por Naegleria, a veces el primer síntoma es un cambio en el olfato o el gusto y además de dolores de cabeza e hipersensibilidad a la luz, también puede aparecer una fuerte rigidez de los músculos de la nuca que impiden girar la cabeza.

Lee también: Enfermedades producidas por los excrementos de gato

Hidrocefalia

En la medida en que avanza la infección por la ameba Naegleria el paciente puede desarrollar hidrocefalia, que es la acumulación de líquido en el cerebro, provocando un aumento de presión sobre este órgano.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.