Signos y síntomas de los brotes de crecimiento

Escrito por Natalie June Reilly
Los niños crecen literalmente de un día para el otro.
Dick Luria/Photodisc/Getty Images

Los brotes de crecimiento pueden ser un momento difícil en la vida de tu hijo. Así estés amamantando a un infante o alimentando a un adolescente a través de esos años pubescentes precarios, los signos y síntomas de los brotes de crecimiento suelen ser los mismos. Aparte de los signos obvios, como que tu hijo superando los zapatos nuevos que le compraste hace menos de un mes, un montón de síntomas físicos acompañarán naturalmente el brote de crecimiento de tu hijo.

Dolores de crecimiento

Los dolores de crecimiento son una parte natural de crecer.
Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Los dolores de crecimiento son dolores agudos y punzantes en el cuerpo que, si son lo suficientemente fuertes, pueden mantener despierto a tu hijo durante la noche, y suelen estar acompañados de una fiebre baja. De acuerdo con DrGreene.com, "estos dolores suelen ocurrir a la noche con ninguna incapacidad resultante durante el día. La fuente real de dolor nunca ha sido probada, pero una larga experiencia nos ha enseñado que son benignos y auto-limitados". Si bien, por lo general, no hay nada de que preocuparse, es inteligente llevar a tu hijo con su pediatra para descartar otra condición más seria. No obstante, si el dolor no está acompañado de enrojecimiento, hinchazón, sensibilidad o limitación de movimientos, es posible que tu hijo sólo esté experimentando dolores de crecimiento, un síntoma natural de su desarrollo normal.

Mal humor

El mal humor suele aparecer con los brotes de crecimiento.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El signo clásico delator de un brote de crecimiento es el mal humor. Este síntoma se debe en parte al hecho de que tu hijo podría estar perdiendo sueño por sus dolores y molestias nocturnas. Dependiendo de la intensidad de los brotes de crecimiento y una temperatura de grados bajos, esto podría llevar a un incremento de mal humor.

Incremento del apetito

Un incremento en el apetito es un signo obvio de un brote de crecimiento.
BananaStock/BananaStock/Getty Images

Los brotes de crecimiento causan un incremento del apetito tanto en bebés como en adolescentes, y es el signo más delator de un brote de crecimiento. A medida que el cuerpo de tu hijo crece, demanda más calorías, tornado un apetito normal sano en un apetito voraz. Con excepción de tu factura de comestibles, no hay ninguna causa de preocupación si tu hijo come todo el tiempo. Es simplemente la manera en que su cuerpo está reponiendo las calorías adicionales que necesitará para crecer.

Incremento en el sueño

Es normal que él duerma más.
BananaStock/BananaStock/Getty Images

Poco tiempo después de que el apetito de tu hijo crece, sus patrones de sueño comienzan a cambiar. Repentinamente, tu hijo toma más siestas durante el día y duerme más a la noche. Debido a que su cuerpo trabaja el doble de tiempo durante este período de crecimiento, gasta más energía, dejando a tu hijo con menos energía que antes. De acuerdo con DrGreene.com, "crecer implica muchos cambios físicos y psicológicos, y ésto puede afectar el sueño de un chico de varias maneras".