¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Signos y síntomas de la tuberculosis intestinal

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 27, 2018

La tuberculosis es una enfermedad causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis y generalmente se desarrolla en los pulmones, a los que entra por vía aérea a través de las minúsculas gotas de saliva expelidas por personas enfermas al hablar, toser o estornudar.

Otra posible fuente de contagio es el consumo de leche no pasteurizada, sobre todo en países donde no se cumple un buen protocolo de sanidad en la cría de las reses lecheras y la manipulación de los productos lácteos.

Sin embargo, aunque la tuberculosis pulmonar es la más frecuente en el mundo, esta enfermedad también puede atacar otras partes del cuerpo, como el corazón, cerebro, riñones e intestinos.

En este artículo hablaremos de la tuberculosis intestinal, dolencia que ataca los intestinos, el peritoneo o recubrimiento de la cavidad abdominal y los ganglios linfáticos abdominales.

En algunos casos, la tuberculosis intestinal también puede afectar el hígado, páncreas y bazo. Se considera una enfermedad grave y tanto en niños como adultos puede llegar a causar complicaciones peligrosas como la perforación intestinal.

Lee también: ¿Cómo saber si una prueba de tuberculosis es positiva?

De hecho, la tuberculosis intestinal y peritoneal se considera como una enfermedad secundaria a la tuberculosis pulmonar avanzada. La causa más común de la presencia de la enfermedad en esta zona del cuerpo es por el paso continuo de esputo pulmonar contaminado con la bacteria Mycobacterium tuberculosis.

El primer caso documentado de tuberculosis peritoneal data de 1843, en un hospital de Nueva York, Estados Unidos. El peligro de esta variedad de tuberculosis es que sus síntomas pueden asemejar los causados por una gran variedad de enfermedades, lo que puede hacer más difícil el diagnóstico inicial, especialmente en países con sistemas de salud poco desarrollados o extendidos.

Debido a esta característica, la tuberculosis intestinal se conoce como la “gran simuladora”.

Cuando esta afección aparece en los intestinos, puede producir diversos síntomas similares a los de otras dolencias, razón por la cual debes acudir al médico de inmediato para que te hagan estudios más profundos, sobre todo si sufres o has sufrido recientemente de tuberculosis pulmonar o sospechas que puedas tener esta enfermedad.

Vamos a revisar algunos de los síntomas más frecuentes de la tuberculosis pulmonar.

Dolor en el abdomen

Las personas infectadas con tuberculosis intestinal pueden tener calambres abdominales en el lado derecho del estómago. Estos calambres ocurren cuando los músculos en el abdomen se contraen, y pueden afectar a otros órganos cercanos, como los intestinos, aorta, páncreas, riñones y apéndice.

También puede haber algo de hinchazón en el abdomen que puede ser confundida con cáncer. El dolor en el abdomen se presenta cuando la tuberculosis viaja de los pulmones y llega a los intestinos a través del flujo sanguíneo o del esputo pulmonar o flema que es tragada por la persona.

Allí, la bacteria de la tuberculosis puede causar la formación de fístulas, perforaciones o abscesos en los intestinos del paciente.

La mejor manera de diagnosticar este tipo de tuberculosis es hacer una prueba de biopsia o una endoscopia.

Pérdida de peso

Los pacientes que tienen tuberculosis intestinal experimentan una pérdida de peso significante. Esto ocurre ya que la mayoría de gente que sufre de esta tuberculosis no tiene apetito o encuentra difícil ingerir comida.

La pérdida de peso usualmente sucede cuando el paciente ha estado enfermo por cierto tiempo.

Por el contrario, las personas que acaban de contraer la enfermedad pueden no mostrar síntomas al comienzo, pero pueden estar faltos de energía y comenzar a perder peso gradualmente hasta que el efecto se vuelve evidente.

Artículo relacionado: ¿Cómo curar la tuberculosis intestinal?

Después del diagnóstico, los pacientes con tuberculosis intestinal pueden someterse a una cirugía o tomar drogas contra la tuberculosis y otros medicamentos.

Anorexia

Un porcentaje de personas que sufren de tuberculosis intestinal sufren de anorexia. Esta es un desorden alimenticio en el que el paciente no se alimenta a sí mismo.

Los pacientes con tuberculosis intestinal desarrollan anorexia ya que encuentran difícil mantener la comida en el cuerpo y por lo tanto se niegan a comer.

Esto puede deberse al dolor abdominal que experimentan al comer. La tuberculosis intestinal puede afectar gravemente a los intestinos, lo que produce dolor al digerir los alimentos.

Para prevenir el desarrollo de la anorexia, ve al doctor tan pronto como sea posible al observar que los primeros signos de tuberculosis intestinal son evidentes. No iniciar a tiempo el tratamiento de la infección puede causar otras enfermedades en el paciente.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.