Signos de intoxicación alimentaria por pollo

Escrito por Lauren Griffin
Las bacterias pueden contaminar los alimentos y en última instancia conducir a la intoxicación alimentaria.
bacteria image by chrisharvey from Fotolia.com

Las bacterias que puedan habitar la comida cruda, cocida o almacenada incorrectamente pueden causar intoxicación alimentaria. El pollo puede contener un número de bacterias que causan enfermedades como la campylobacter o salmonella, lo que hace a este ave especialmente peligroso para comer si no se cocina adecuadamente. Los efectos secundarios pueden tardar de 4 a 36 horas en aparecer. Aunque los efectos secundarios de la intoxicación alimentaria por comer pollo dependen del tipo de bacteria que ha contaminado la carne, busca un número de signos.

Fiebre

Las fiebres son un efecto secundario común de la intoxicación por alimentos.
Thermometer image by Dream-Emotion from Fotolia.com

No es raro que las personas que sufren de intoxicación alimentaria desarrollen fiebre. A veces escalofríos o la sensación de estar muy frío acompañan el aumento de la temperatura corporal. Los que están enfermos deben ver a un médico si su temperatura sube por encima de 101,5 °F (38,6°C).

Signos gastrointestinales

La diarrea y los vómitos son a menudo signos de intoxicación alimentaria por el pollo.
changing rolls of toilet paper image by Lena Grönwall from Fotolia.com

Una variedad de síntomas gastrointestinales pueden acompañar la intoxicación proveniente del pollo. Tanto la salmonella como la campylobacter, que se encuentran frecuentemente en el intestino de las aves, pueden causar diarrea severa y vómitos. De hecho, la campylobacter es responsable de la mayoría de los casos de enfermedades diarreicas. Junto con la diarrea y los vómitos, el dolor abdominal, los cólicos intestinales y estomacales y las náuseas son otros signos comunes de la intoxicación alimentaria. Las personas deben buscar atención médica si observan sangre en las heces o en el vómito, si tienen vómitos o diarrea por más de dos días o si muestran signos de deshidratación.

Otros signos

La intoxicación alimentaria, incluida por comer pollo, a menudo deja a las personas fatigadas. Una pérdida de apetito también es común. Puesto que puede ser difícil consumir o mantener los alimentos o el agua, es imprescindible estar atento a los signos de deshidratación, como debilidad, mareos, sed excesiva o poca orina. Una persona que pueda estar deshidratada debe acudir al médico.