Cómo hacer sentadillas

Escrito por Jody Braverman | Traducido por Stefanía Saravia
Las sentadillas aumentan la fuerza y la flexibilidad en el tren inferior.
isolated statue image by Adrian Hillman from Fotolia.com

Las sentadillas (air squats), que también se pueden realizar con pesas (weight squats), son un ejercicio muy efectivos para los atletas principiantes y avanzados. Solo utiliza el peso de tu cuerpo para tonificar y fortalecer los músculos de tu glúteo (el mínimo y el máximo), los muslos, isquiotibiales y cuádriceps. Asimismo, este ejercicio también aumenta la flexibilidad en los isquiotibiales y en el glúteo, por esta razón, es muy bueno para las mujeres ya que actúa sobre zonas problemáticas para ellas. También es muy efectivo para las personas que podrían no tener acceso a un gimnasio o a el equipamiento para el entrenamiento con pesas.

Párate con tus pies un poco más distanciados que el ancho de cadera, con tus dedos apenas girados hacia afuera y tus brazos a los costados.

Activa los músculos abdominales y abre tu pecho suavemente empujando tus omóplatos uno hacia el otro.

Dobla tus rodillas lentamente, empujando tu glúteo y tus caderas hacia afuera y hacia abajo detrás tuyo como si estuvieras por sentarte en una silla. Mantén tu cabeza y tus hombros alineados encima de tus rodillas y estas alineadas encima de tus tobillos. Asimismo, procura balancear tu peso entre la parte frontal y posterior de tus pies.

Baja tu cuerpo hasta que tus muslos estén paralelos con el suelo. Mantén tus rodillas rotadas hacia afuera, o siguiendo a tus pies, pero no dejes que se caigan hacia adentro. A medida que bajes, levantas tus brazos hacia hacia arriba y en frente tuyo no más alto que la paralela con el suelo. Mantén la amplitud del pecho y levanta el torso encima de los muslos.

Empuja con tus piernas para subir y baja tus brazos a los lados nuevamente.