¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Resonancia magnética de columna con contraste VS sin contraste

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada September 28, 2018

Las técnicas que la ciencia utiliza para detectar enfermedades han tenido una gran evolución en los últimos 50 años. Una de ellas es la toma de imágenes de cualquier parte del cuerpo a través de la resonancia magnética (RM o MRI por sus siglas en inglés).

Se trata de una forma no invasiva para estudiar los órganos, tejidos, huesos y otras estructuras dentro del cuerpo. El Cancer Quest, perteneciente al Emory Winship Cancer Institute de los Estados Unidos describe que la resonancia magnética utiliza fuertes campos magnéticos y ondas de radio para producir imágenes internas del cuerpo.

Se diferencia de los rayos X y las tomografías computadas en que la RM no necesita radiación para producir transversalmente imágenes en 3D del cuerpo, lo que les da una mejor definición y mayor precisión para determinar ciertos problemas físicos.

Se trata, entonces, de un estudio seguro e inocuo y puede ser utilizado para tomar imágenes en bebés, mujeres embarazadas y personas con cualquier condición. La única advertencia se efectúa en pacientes claustrofóbicos, en quienes es posible necesitar sedación, ya que es indispensable que la persona se mantenga inmóvil mientras transcurra el estudio.

Te puede interesar: Tipos de articulaciones del esqueleto humano

Las diferentes zonas del cuerpo que pueden ser estudiadas mediante una RM son:

  • Abdomen.
  • Zona cervical.
  • Tórax.
  • Columna vertebral.
  • Cabeza.
  • Extremidades.
  • Corazón.
  • Lumbar.
  • Zona pélvica.

El aparato utilizado para este fin es un resonador magnético, un gran tubo de forma cilíndrica rodeado por un imán circular, que fue creado en 1972 por el doctor Raymond Damadian, en los Estados Unidos, con el objetivo de detectar tejidos cancerígenos.

Te puede interesar: Huesos que componen la cadera

¿Qué es la RM de columna?

La captura de imágenes a través resonancia magnética de la columna vertebral genera no sólo imágenes de la columna en sí, sino de todos los tejidos circundantes.

A través de estas imágenes, el médico podrá evaluar la anatomía de las vértebras que conforman la columna, así como los discos, médula espinal y los espacios entre las vértebras por donde pasan los nervios.

Su utilidad es muy amplia para el diagnóstico de diversas patologías. Según describe la Radiological Society of North America, el médico podrá recomendar un examen de columna por resonancia magnética cuando desee:

  • Estudiar el alineamiento vertebral y la anatomía de las vértebras.
  • Detectar anomalías congénitas de las vertebras o de la médula espinal.
  • Detectar lesiones en los huesos, discos, ligamentos o médula espinal a raíz de un trauma en la columna.
  • Estudiar la enfermedad de los discos intervertebrales (degeneración, abultamiento o hernia), así como la enfermedad de las articulaciones intervertebrales. Estas patologías son causas frecuentes de dolor fuerte de cintura y ciática.
  • Explorar otras posibles causas del dolor de espalda (fracturas por compresión o hinchazón de hueso, tal como el edema).
  • Evaluar la compresión o inflamación de la médula espinal y los nervios.
  • Detectar infecciones que involucren la médula, discos y contenidos espinales, incluyendo la médula espinal y las meninges.
  • Evaluar tumores que se originan o se encuentran en las vértebras, médula espinal, nervios o tejidos blandos circundantes.
  • Controlar los cambios en la columna luego de la operación, como las cicatrices o infecciones postoperatorias.

Te puede interesar: Cómo prepararse para un ultrasonido pélvico

Resonancia magnética sin contraste y con contraste

Para realizar un estudio de imágenes por resonancia magnética existen algunos puntos a considerar. Es importante que el paciente informe si posee válvulas cardíacas artificiales, utiliza desfibrilador o marcapasos cardíaco, tiene implantes metálicos en alguna zona del cuerpo o posee implantes cocleares.

Esto se debe a que el resonador magnético funciona mediante potentes imanes y es indispensable que no ingresen objetos metálicos en la sala donde se encuentra el aparato.

Más allá de estas precauciones, cuando el estudio no requiere de otras indicaciones se denomina resonancia magnética sin contraste.

Sin embargo, existen situaciones en las que el médico necesita una exposición más intensa para confirmar un diagnóstico, por lo que solicitará una resonancia magnética con contraste.

Para esto, previo a la realización del examen, se le deberá administrar al paciente (por vía inyectable) un material de contraste llamado gadolinio. Se trata de una sustancia que cambia temporalmente la forma en la que la producción de imágenes interactúa con el cuerpo, por lo que se obtienen resultados más precisos y una mejor visualización de la zona a estudiar.

Te puede interesar: ¿Qué trastornos cerebrales detecta una resonancia magnética?

Es un procedimiento totalmente seguro, ya que este compuesto tiene muy bajo riesgo de generar una reacción alérgica y que es absorbido por el cuerpo o eliminado a través de la orina. No obstante, si el paciente padece enfermedades renales o es sometido a diálisis es probable que no pueda recibir el medio de contraste.

Una resonancia magnética sin contraste de la columna tiene una duración de entre 30 y 60 minutos, dependiendo de las zonas de la columna a estudiar. En tanto, si se trata de una resonancia magnética con contraste, se necesitarán más imágenes luego de la inyección, lo que prolongará por 15 o 20 minutos más el tiempo total de la exploración.

En algunas ocasiones, los pacientes que han realizado una RM con contraste pueden sufrir de algunos leves efectos secundarios, como náuseas y dolor local por el pinchazo, mientras que muy raramente se puede experimentar algún tipo de alergia. Sin embargo, estos síntomas no deberán causar preocupación, ya que desaparecen solos en cuestión de minutos u horas.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.