Remedios caseros para tratar y fortalecer el cabello

Escrito por Nicholas Nesler
Existen muchos remedios caseros para el cabello que puedes hacer por ti mismo.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Existen actualmente muchos productos en el mercado diseñados para hacer todo tipo de cosas por tu cabello, desde fortalecerlo y añadirle brillo hasta humectar el cabello seco. Este tipo de productos pueden ser muy caros. Afortunadamente, existen remedios caseros que puedes hallar en tu cocina y que tienen el mismo efecto que los productos más costosos.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es un producto maravilloso para combatir el cabello seco y opaco que normalmente siempre podemos hallar en la alacena. Justo antes de ducharte, vierte dos cucharadas de aceite de oliva directamente sobre tu cabeza y peina sobre el cabello seco. Colócate una gorra de baño para evitar enjuagar el producto mientras te bañas. Dúchate como siempre. El calor de la ducha ayudará a que el aceite empape profundamente el cabello. Luego de unos 10 minutos, quítate la gorra de baño y enjuaga el cabello, usando champú y acondicionador humectante.

Gelatina

La gelatina se usa como remedio casero para añadir grosor al cabello. Simplemente, añade un paquete de gelatina a tu champú regular y agita la botella hasta que se disuelva por completo. La gelatina actúa cubriendo cada hebra del cabello. Lava y enjuaga tu cabello como habitualmente lo haces. Para un tratamiento más intenso, añade un paquete de gelatina a media taza de agua tibia hasta que se disuelva, y aplica sobre el cabello. Deja secar por completo, y luego lava normalmente.

Huevos

Los huevos son otro producto que puedes hallar en la cocina y puedes usar como remedio casero para engrosar y acondicionar el cabello. Los huevos son ricos en vitaminas E y D, como así también en proteínas. Esto ayuda a aportar protección al cabello, fortaleciéndolo. Bate un huevo crudo en un bol pequeño y luego masajéalo sobre tu cuero cabelludo. Usa un peine para distribuir el huevo sobre todo el cabello. Deja actuar por unos 15 minutos y luego enjuaga con agua fría para que el huevo no se cocine en tu cabello. Lava normalmente.

Miel

La miel es otro tratamiento simple y económico que puede ayudarte con el cabello delgado y sin vida. La miel es rica en nutrientes, lo cual ayuda a fortalecer el cabello y darle cuerpo. Como el producto es espeso y pegajoso, es más fácil utilizar miel embotellada. Aplica unas dos cucharaditas en el cabello y masajéalo por todo el cabello. Ata el cabello en la parte superior de la cabeza y deja actuar por 15 a 20 minutos. La miel se enjuagará fácilmente con una ducha caliente. Es importante saber que con un uso extendido en el tiempo, la miel también le dará reflejos al cabello.