¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Remedios caseros para el gas en el pecho

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 12, 2018

La acumulación de gases en el cuerpo es algo natural y le ocurre a todo el mundo.

La presencia de gases en el sistema gastrointestinal se relaciona con un proceso de indigestión tras el consumo de alimentos que no fueron tolerados por el organismo por alguna razón.

Esto incluye también cuando la persona come muy rápido y el proceso digestivo no logra realizarse de la manera adecuada, es decir, no se cumplen las etapas de disolución y digestión de los sólidos, grasas, fibras y demás elementos nutritivos.

Así como puedes sentir gases en tus intestinos y ocasionalmente sufrir de flatulencias o expulsión de grandes cantidades de estos “aires”, también puede ocurrir que sientas que tienes gas en el pecho o cavidad toráxica.

Te recomendamos: Palpitaciones del corazón causadas por gases estomacales

Mientras los gases se acumulan en el tracto gastrointestinal superior, pueden ejercer presión sobre el área torácica. Esta presión puede derivar en dolores en el pecho.

Los dolores provocados por los gases en el abdomen también pueden irradiarse hacia arriba lo suficiente como para relacionarlos con dolores en el tórax y la sensación de hay gas en el pecho porque la porción superior del abdomen está ubicada a la derecha cerca de la cavidad torácica.

Esto es incómodo y puede ser doloroso en muchos casos, pero afortunadamente no se necesita ingerir medicamentos ni acudir a un servicio de emergencias.

De hecho, hay varias cosas que puedes hacer en tu propio hogar para expulsar ese gas en el pecho que tanto te molesta.

Polvo de jengibre y asafétida

Un remedio casero para eliminar el gas del pecho es con la mezcla de una cucharada de agua tibia y una cucharada de polvo de jengibre seco y otra cucharada de asafétida o hinojo gigante, que es la resina seca de las raíces de una planta herbácea enorme de la familia de las Apiaceae.

La asafétida apesta a azufre, pero después de calentarlo desaparece esa fragancia y su sabor es un poco parecido al de los puerros, las cebollas y el ajo.

Mezcla primero los ingredientes secos y luego añade el agua. Bebe la mezcla antes de ir a la cama y eliminarás el gas durante la noche.

El polvo de jengibre y el asafétida se encuentran en las tiendas de alimentos naturales, algunas abarroterías y en portales de venta de especias en internet.

Arrodillarte en la cama

Arrodillarte en la cama es un remedio físico para liberar el gas del pecho. Haz este ejercicio: ve a la cama y arrodíllate.

Deja las nalgas en el aire y apoya la cabeza en la cama o sobre una almohada. El gas del pecho se desalojará y lo eliminarás por la boca o por flatulencias.

Pastillas de carbón

Compra pastillas de carbón y toma una o dos cuando sientas gas en el pecho.

Las pastillas de carbón te librarán del gas en un lapso de una hora y media. Puedes ingerir cápsulas de carbón antes de una comida para evitar la formación de gases.

Mezcla de hojas de durazno y agua

Las hojas de durazno y agua son otro remedio para eliminar el gas de tu pecho.

Hierve un cuarto de litro de agua (250 mililitros) en la estufa o el microondas y luego añade dos cucharaditas de hojas de durazno al agua.

Mezcla las hojas y deja reposar por 10 a 15 minutos. Bebe la mezcla. Ingiere tres veces al día para ayudar a eliminar cualquier acumulación de gas.

Semillas de cilantro

Para un alivio inmediato del gas en el pecho cuando no puedes mezclar ingredientes, come algunas semillas de cilantro, especie aromática muy usada en la cocina y que también se conoce como coriandro o culantro.

Las semillas de cilantro se encuentran en cualquier tienda de productos naturales, algunas tiendas de alimentos y de vitaminas.

Las semillas de cilantro eliminarán el gas del pecho y cualquier dolor debido a gases que estés experimentando.

Té de raíz de jengibre

Beber una taza de té de raíz de jengibre también aliviará el gas en el pecho.

Compra una o dos raíces de jengibre y muele en una forma de polvo. Añade el polvo al agua hirviendo y bébelo como un té.

Lee también: Otros remedios para los gases atrapados en la cavidad toráxica

Añade un poco de miel para endulzar la bebida. Bebe una a dos tazas al día para eliminar cualquier gas y dolor en tu pecho.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.