¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Remedio para el dolor en el arco del pie

Escrito por Macarena Fernandes Diaz | Fecha actualizada May 21, 2018

La estructura del pie es muy compleja, pues esta parte del cuerpo debe soportar grandes presiones al caminar, correr o simplemente sostener el peso del cuerpo.

Además, el pie es relativamente pequeño en comparación con otras partes de los miembros inferiores, como pantorrillas y muslos, por lo que su resistencia queda más que demostrada.

De hecho, se trata de una parte del cuerpo plena de ligamentos y huesos que proporcionan estructura y apoyo al caminar.

Lee también: ¿Cómo fortalecer el arco de los pies?

Debido a que los huesos y los ligamentos de los pies trabajan juntos, se puede producir dolor cuando hay rasgaduras o distensiones en cualquier parte del pie.

Una de las partes más vulnerables del pie es precisamente la fascia plantar, un tejido que crea el arco del pie que está conformada por una banda gruesa de tejido que se extiende a lo largo de la parte inferior del pie y que conecta el talón con los dedos del pie.

Si sufres de dolores en los tobillos, rodillas, espalda inferior o en el cuello, pueden estar relacionados con debilidad en la fascia plantar y debería ser visto por un médico.

Vamos a revisar entonces cómo se puede aliviar el dolor en el arco del pie cuando este se presenta.

Causas de dolor en el arco del pie

El arco es gran parte responsable del movimiento de pie. Una variedad de problemas pueden causar dolor en el arco del pie y provocar su inflamación, la cual se conoce como fascitis plantar.

Por ejemplo, las distensiones en el músculo del arco, los esguinces en los ligamentos, la tensión o la falta de movilidad pueden causar dolores en esta zona.

La ubicación más común para el dolor es la fascia plantar, que se extiende a todo lo largo del fondo o parte inferior del pie. Si se produce una lesión en el arco, hay una mayor probabilidad de que otras áreas del pie puedan experimentar inflamación.

Generalmente se relaciona el dolor en el arco del pie con la realización de actividades como ejercicios intensos sin períodos adecuados de descanso, correr sobre superficies inestables o duras y zapatos que no ofrecen soporte para el arco o absorción de golpes al correr o caminar.

¿Como aliviar el dolor en el arco del pie?

Si sientes molestias o dolor en la zona del arco, puedes utilizar el método RICE hasta que sane el tejido fascial.

El método RICE agrupa las siglas en inglés de Rest, Ice, Compression and Elevation, que traducido al castellano significan reposo, hielo, compresión y elevación.

El método RICE es un eficaz para la reducción del dolor y la inflamación en lesiones y problemas musculares derivados de otras enfermedades y es muy usado en la terapia deportiva.

Simplemente coloca hielo en el arco a intervalos de 20 minutos, poniendo una bolsa de hielo en una toalla, sobre el arco.

Repite esta operación de tres a cuatro veces al día para controlar la hinchazón. Para reducirla, aplica una envoltura alrededor del arco y mantén el pie elevado mientras estás acostado o sentado.

También se pueden utilizar analgésicos de venta libre, como ibuprofeno o aspirina, para reducir el dolor y la inflamación en la zona.

El uso de plantillas en el calzado es beneficioso para el tratamiento o el ajuste del dolor o los trastornos del pie, tales como la falta de arco. Además, ayudan a alinear el pie y proporcionan un acolchado adicional.

Estas plantillas o taloneras pueden encontrarse en tiendas al por menor, o pueden ser hechas a la medida con una impresión del pie por podólogos o en tiendas de zapatos ortopédicos.

Un podólogo puede recomendarte una terapia de ejercicios para fortalecer los músculos y ligamentos del arco de tu pie y evitar así dolores o reducirlos al mínimo.

Esto es muy importante en el caso de personas con pies notablemente planos o con muy poco arco.

Prevención

Reduce el riesgo de dañar el arco más tarde usando un par de zapatos deportivos que sea adecuado y que ofrezcan un buen soporte para el arco.

No dejes de leer: La importancia del apoyo del arco

Asegúrate de estirar los pies y los dedos apuntando y flexionándolos antes de cualquier actividad, y deja de hacerlo tan pronto como sientas algún tipo de presión o dolor en el arco o en otras áreas del pie.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Referencias