¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Remedio casero para una quemadura en la piel por una bolsa de hielo

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 28, 2018

Cuando la gente habla de quemaduras, generalmente habla sobre la piel que se ha dañado por la exposición al calor.

Sin embargo, el término "quemadura" también se puede aplicar al daño causado por el frío, como "quemadura de congelador" o por congelación.

Las quemaduras por frío son causadas por el contacto prolongado con objetos congelados o nieve o por la exposición a condiciones invernales.

El frío hace que el agua contenida en las células se congele, formando cristales de hielo afilados y dañando la estructura celular alrededor.

Lee también: ¿Cómo tratar una quemadura por frío?

Una de las formas más comunes de quemadura por frío es la llamada quemadura por bolsa de hielo, producida por el uso incorrecto y por demasiado tiempo de una bolsa de hielo sobre un área inflamada o lesión.

La bolsa de hielo es un recurso usado desde hace mucho tiempo que busca reducir la inflamación de áreas que han sufrido algún tipo de trauma, de manera de evitar dolores y molestias mayores.

Algunas personas la utilizan también sobre la cabeza para aliviar los síntomas de las resacas o borracheras, en los que hay un fuerte dolor de cabeza y la sensación de malestar general.

Sin embargo, hay quienes cometen el error de aplicar la bolsa de hielo directamente sobre la piel o hacerlo por demasiado tiempo, lo que provoca daños en la epidermis similares a una quemadura por calor.

A esto se le denomina quemadura por bolsa de hielo, y es un problema más frecuente de lo que muchos pueden imaginar.

Vamos a revisar la forma de aliviar esta quemadura por hielo en tu propio hogar, siempre y cuando la misma no sea de gravedad.

Examina la piel afectada

Si sospechas que estás sufriendo una quemadura por bolsa de hielo, comienza inspeccionando el área visualmente y evaluando la extensión del daño.

Si la piel tiene hormigueo y está enrojecida, puedes proceder de forma segura con un tratamiento casero. Además, si la zona está entumecida, pero experimentas una sensación de pinchazos de agujas a medida que comienza a calentarse, no tienes un daño permanente sostenido y puedes continuar con el cuidado propio.

Sin embargo, si la zona está blanca, fría y dura al tacto y se pone roja y se inflama a medida que se calienta, deberás buscar ayuda médica. Este tipo de lesión generalmente está seguida por la formación de ampollas y "moretones" permanentes o decoloración de la piel, lo que indica daño duradero y posible destrucción de los vasos sanguíneos.

Recalienta la piel afectada

Tratamiento posterior

Una vez que la superficie de la piel ha vuelto a la temperatura normal, aplica una generosa capa de aloe vera o miel en la zona quemada y cúbrela con una gasa un poco suelta.

Lee también: ¿Cuáles son los tratamientos para las quemaduras de 2º y 3er grado?

Cualquiera de estas dos sustancias tienen excelentes propiedades hidratantes, por lo que ayudan a la piel a retener la humedad y aumentan el ritmo de creación de las nuevas células de la piel, disminuyendo el tiempo de recuperación de las víctimas de quemadura.

Prevención

En el futuro, en el caso de que tengas que colocar una bolsa de hielo sobre una lesión para ayudar a reducir la hinchazón e inflamación, envuélvela primero con una toalla; no la apliques directamente sobre la piel.

Además, no dejes puesta la bolsa de hielo en el mismo lugar por más de 10 a 20 minutos ya que más tiempo podría aumentar drásticamente el riesgo de una lesión.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.