Cómo rellenar una pelota de waterpolo

Escrito por Alberto J. Medina | Traducido por Nieves Fragola
Las pelotas de watepolo de hombres y mujeres requieren diferentes presiones de llenado.
Comstock/Comstock/Getty Images

Llenar una pelota de waterpolo con la presión de aire correcta es parte de garantizar su peso preciso para un juego de competencia. La mayoría de las pelotas pesan entre 14 y 15,5 onzas y las pelotas de los hombres tienen una circunferencia de 27 pulgadas, mientras que las de las mujeres miden 26 pulgadas. El inflado apropiado también le da a los atletas el agarre y el contacto con la pelota ideales.

Conecta una aguja para inflar a la bomba de aire.

Coloca la pelota entre tus rodillas con la válvula de llenado hacia arriba. Busca el orificio pequeño en el que calzará una aguja de inflar.

Humedece la aguja de inflar y deslízala suavemente en la válvula.

Bombea aire en la pelota. Siente la presión de ésta entre tus rodillas y ten cuidado de no llenarla en exceso.

Retira la aguja de inflar. Humedece e inserta el medidor de presión de aire para obtener una lectura precisa. Para waterpolo masculino, llena la pelota hasta 13 a 14 libras por pulgada cuadrada o LPP. Para waterpolo femenino, llena la pelota hasta 12 a 13 LPP. Los fabricantes imprimen el rango de presión ideal sobre la pelota.

Advertencias

Las agujas de inflar se rompen fácilmente y se atascan en la pelota. Evita ésto humedeciéndolas siempre y manipulándolas con cuidado durante el proceso de inflado.