¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo reducir los síntomas de abstinencia de cafeína

Escrito por Sandra Ketcham | Traducido porSofía Bottinelli | Fecha actualizada May 10, 2017
Alliance/iStock/Getty Images

La cafeína es un estimulante que se encuentra en muchos alimentos y bebidas que aumenta la energía y el estado de alerta. Por desgracia, la cafeína es adictiva, y detener la cafeína, especialmente si lo haces de golpe, puede causar síndromes de abstinencia que van desde dolor de cabeza leve y fatiga hasta dolor de cabeza intenso, somnolencia e incapacidad para funcionar con eficacia. Puedes reducir los síntomas de la abstinencia a la cafeína reduciendo gradualmente el estimulante y tomándote las cosas con calma durante varios días después de dejarla. Consulta a tu médico si sufres de ansiedad, depresión, enfermedades del corazón u otra enfermedad antes de detener la cafeína de golpe.

Thomas Pullicino/iStock/Getty Images

Determina la cantidad de cafeína que tomas cada día mediante el registro de tu ingesta durante varios días en una libreta. Incluye la cafeína de las bebidas y también la de fuentes menos obvias, como los medicamentos, el chocolate y otros alimentos. Si sabes cuánto ingieres podrás crear un plan para retirarla gradualmente para minimizar los síntomas de la abstinencia.

Choreograph/iStock/Getty Images

Elimina una bebida con cafeína por día durante unos días antes de cortar la cafeína adicional. La reducción gradual del consumo de cafeína reduce la gravedad de los efectos de la abstinencia. Después de varios días, elimina una segunda bebida u otra fuente de cafeína.

Alberto Bogo/iStock/Getty Images

Bebe té de hierbas, jugo de frutas, sidra de manzana caliente u otras bebidas en lugar de bebidas con cafeína. Estas te calmarán y asegurarán que te mantengas hidratado. La deshidratación puede empeorar el dolor de cabeza y otros síntomas de la abstinencia.

moodboard/moodboard/Getty Images

Cambia a té o café descafeinado si realmente debes tomar esa primera taza de la mañana, o infusiona tu café o té durante un período de tiempo más corto para reducir el contenido de cafeína en la bebida.

tetmc/iStock/Getty Images

Permítete un descanso extra al pasar por la abstinencia de cafeína. Esto te ayudará a combatir la fatiga asociada con la detención de la cafeína.