Cómo reducir la ptosis con ejercicio

Escrito por Nicole Vulcan | Traducido por Anibal Julian Barbosa
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Si tienes un "párpado caído", afección también conocida como ptosis palpebral, puede que te preguntes si tienes opciones de tratamiento que no impliquen cirugía invasiva. Tu médico debe ser tu primera consulta cuando estás tratando con este o cualquier otro problema médico, pero ya que la condición es a menudo atribuida a la debilidad del músculo elevador o de los músculos de "elevación" en el párpado, puedes trabajar para fortalecer éstos músculos.

Cierra ambos ojos.

Coloca tus dedos índices sobre los párpados y presiona hacia abajo con una suave presión.

Trata de abrir los ojos y, al mismo tiempo, no permitas que tus dedos se alejen de los párpados, creando tensión en ellos.

Mantén esta posición tensa durante unos cinco segundos y, a continuación, quita los dedos y abre los ojos.

Haz este ejercicio una vez cada hora, todos los días. En total, debes realizar esta rutina entre 10 y 20 veces al día. Si estás considerando la cirugía como una alternativa, es posible que tengas que ser paciente. Puede tomar algún tiempo para ver si este método funciona. Según el optometrista Dr. Terry Wynne del sitio "Your Eye Sight", puede tomar varios meses antes de empezar a ver los resultados de los ejercicios de fortalecimiento.

Consejo

En algunos casos, la ptosis es un efecto secundario de la diabetes o la isquemia, esencialmente una obstrucción del flujo sanguíneo en los tejidos. El ejercicio aeróbico regular es una manera de prevenir o tratar estas condiciones, por lo que también habla con tu médico sobre un plan de ejercicio seguro de que sea a tu medida. Como mínimo, a un paseo de 10 minutos puede ayudar a mejorar tu salud cardiovascular y a prevenir o reducir los síntomas de muchas enfermedades crónicas.