¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Razones para la pérdida de apetito en mujeres

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 30, 2018

La falta de apetito de una mujer puede ser el primer signo de una condición física grave. Sin importar su edad y procedencia cultural, siempre pueden aparecer condiciones que provoquen una pérdida de apetito en las mujeres.

Las razones para la pérdida de apetito en las mujeres varían y si de repente lo pierden, podría ser el resultado directo de una de las muchas causas ocultas.

Según estudios hechos en Estados Unidos, hay casi 1000 causas conocidas para que aparezca una pérdida de apetito en las mujeres y hombres.

Estas causas pueden variar desde problemas físicos a problemas emocionales y de salud mental, pero el problema principal es que muchos de los afectados no se preocupan por esto y consideran que se debe a algo “normal” y temporal.

Lee además: ¿El ejercicio suprime el apetito?

De hecho, muchas mujeres creen que su falta de apetito se debe a falta de tiempo o cansancio por alguna actividad que están realizando en su trabajo u hogar.

Aunque esto pueda ser verdad, muchas de estas mujeres hacen indebidamente su propio diagnóstico y no buscan la ayuda de un médico, pudiendo agravar una condición médica subyacente.

¿Cuáles pueden ser las causas de la pérdida de apetito?

El cáncer, enfermedades del corazón y anorexia son algunas de las causas físicas más graves de pérdida de apetito en las mujeres.

La pérdida del apetito es por lo general debida ya sea a una causa emocional o física. El dolor, la depresión y el estrés son algunos de los trastornos emocionales que pueden disminuir tu deseo de comer.

Otro tipo de pérdida de apetito se debe a circunstancias físicas. Si una deficiencia de zinc es el problema, trata de tomar un suplemento de zinc. Puedes comprar estos suplementos dietéticos en una farmacia local.

Si prefieres consumir zinc natural, hay muchos alimentos que aportan grandes cantidades de este mineral, como el pollo, los huevos, el arroz y las nueces.

Si tu cuerpo no está bajo de zinc y todavía estás experimentando una falta de apetito, ve a ver a un médico para algunas pruebas de diagnóstico.

Otras causas de la pérdida de apetito son el embarazo, la menopausia o los desequilibrios hormonales. Las mujeres son más propensas al hipotiroidismo y deben hacerse un análisis de sangre para saber si es la razón de su problema.

Identificación

La identificación de una pérdida de apetito no es difícil. Se puede comenzar lentamente o de repente. La pérdida repentina de apetito puede ser la señal de un problema de salud físico grave.

La pérdida de apetito lento a menudo se correlaciona con problemas mentales y emocionales.

Si tu o alguien que conoces tiene un bajo deseo por la comida, lo más probable es que sus síntomas incluyan fatiga, pérdida de peso y dolores de cabeza.

Si hay cambios importantes en el estilo de vida tales como cambios hormonales, acontecimientos de la vida, el embarazo, enfermedades o medicamentos, la pérdida de apetito puede estar directamente relacionada.

Efectos de la pérdida del apetito

Si no se trata, la pérdida de apetito puede llevar a más problemas físicos definidos. A menudo, con la falta de nutrientes y las calorías se reducen los niveles de energía de una mujer.

Una pérdida prolongada del apetito puede generar problemas en la piel y el cabello por la deficiencia de vitaminas y minerales que causa al cuerpo.

De hecho, puede comenzar a caerse el cabello, las uñas se vuelven frágiles y el sistema inmunológico puede debilitarse, y hacerse propenso a enfermedades. Es mejor tratar tanto el síntoma y la causa con el fin de superar efectivamente una pérdida de apetito y sus consecuencias.

¿Qué soluciones hay para la pérdida de apetito?

Visita a un médico si no estás segura de la causa de tu bajo apetito, pero debido a que hay muchas causas de la falta de deseo por la comida, no hay un tratamiento específico que pueda resolver todos los casos por igual.

Si tienes deficiencia de vitaminas puedes ser capaz de encontrar alivio al tomar suplementos o hacer un cambio en la dieta.

Te recomendamos leer: Mal apetito por la mañana

Si sufres inestabilidad, dolor emocional, estrés o una causa de tipo mental, ve a un terapeuta para ayudar a solucionar el problema.

Los problemas físicos que atribuyen a la falta de apetito, tales como el lupus o la enfermedad del corazón, requieren un tratamiento más intenso.

Hay medicamentos que pueden estimular el apetito, pero no sirven para aliviar ningún otro problema más grande que provoque esta situación y solo pueden ayudar a enmascarar otra enfermedad.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.