¿Qué vitaminas se encuentran en las frambuesas?

Escrito por Dastan Dival
Las frambuesas contienen vitaminas que ayudan a reparar el organismo y protegen de infecciones.
raspberries image by Maria Brzostowska from Fotolia.com

Las frambuesas se componen de pequeñas semillas contenedoras de fruta (polidrupas) organizadas alrededor de una cavidad honda. Las frambuesas previenen el daño a las membranas celulares y otras estructuras corporales y combaten el exceso de desechos que puede ser dañino al organismo. Las frambuesas trabajan activamente como antioxidantes reparando el daño de los productos procesados y pueden ayudar a proteger contra enfermedades como el cáncer y la degeneración macular.

Vitamina A

Mantén la salud de tu cuerpo.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La vitamina A, también llamada Retinol o Cartenoides, ayuda a proteger el cuerpo de enfermedades infecciosas y problemas de la visión. Específicamente, la vitamina A mantiene la salud de los dientes, membranas mucosas, tejido esquelético, tejido suave y piel. La tabla de alimentos y nutrición en el Instituto de Medicina recomienda una ingesta diaria de 700 a 900 microgramos para adolescentes y adultos. Las recomendaciones de ingesta dependen de la edad, género y otros factores. Una sobredosis de vitamina A puede causar enfermedades, defectos congénitos y un cambio temporal en el color de la piel.

Vitamina C

Ayuda al crecimiento y reparación de tejidos.
Thinkstock/Comstock/Getty Images

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, es una vitamina soluble en agua (se disuelve en agua) necesaria para el crecimiento y reparación de los tejidos en el cuerpo. Se usa para sanar heridas y para mantener la salud de los cartílagos, huesos y dientes. La vitamina C es también vital para la producción de la proteína del colágeno, la cual es usada por el cuerpo para hacer la piel, tendones, vasos sanguíneos, ligamentos y tejido cicatrizante. Adicionalmente, trabaja como antioxidante y combate productos procesados dañinos que son liberados cuando los alimentos se convierten en energía. Como el organismo no produce ni almacena vitamina C, la Tabla de Alimentos y Nutrición en el Instituto de Medicina recomienda que sea consumida todos los días en una cantidad de 70 a 95 microgramos por día para adolescentes y adultos. La falta de vitamina C causa deficiencias como gingivitis, piel y cabello seco, un descenso en el índice de curación, articulaciones hinchadas y sangrado de nariz. Las altas dosis de vitamina C pueden causar molestia de estómago o diarrea.

Vitamina K

Ayuda a la coagulación de la sangre.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La vitamina K es una vitamina soluble en grasa (se disuelve en grasa) que puede ser almacenada en los tejidos adiposos del cuerpo. Es necesaria para la coagulación de la sangre, proceso en donde la sangre se solidifica para minimizar su pérdida, al existir una herida. Aunque la vitamina K es producida por una bacteria en el tracto intestinal, la Tabla de Alimentos y Nutrición en el Instituto de Medicina recomienda una dosis diaria de 75 a 90 microgramos para adolescentes y adultos. La deficiencia de vitamina K ocurre cuando el organismo no puede absorberla del tracto intestinal, lo que causa moretones o sangrados si una herida se contrae.