Qué te provocan las píldoras de morfina

Escrito por Ellie Kuykendall
Morfina.

Los médicos recetan pastillas de morfina para el dolor que es de moderado a severo. La morfina es un fármaco opiáceo, y sólo se debe tomar de la manera y en la cantidad indicada en la botella de la prescripción.

Beneficios

La morfina proporciona un excelente alivio de 24 horas de dolor crónico para las personas, como los pacientes con cáncer y pacientes terminales en cuidados paliativos.

Efectos secundarios comunes

Los efectos secundarios comunes de uso de la morfina son mareos, vómitos o diarrea, nerviosismo, confusión, visión doble, escalofríos, temblores, pérdida de apetito o de peso corporal, dolores de cabeza y cambios de humor.

Efectos secundarios graves

Los efectos secundarios graves de la morfina incluyen un ritmo cardíaco demasiado rápido o lento, desmayos, sarpullidos y picores, problemas para tragar alimentos, hinchazón de los pies o las manos, convulsiones y alucinaciones.

Interacciones

La morfina interactúa con otros medicamentos y puede causar daños graves o la muerte si se toma con ellos. Algunos de los medicamentos que interactúan con ella son los antidepresivos, pastillas para dormir, antihistamínicos, relajantes musculares, tranquilizantes y bloqueadores beta.

Advertencias

Debido a que la morfina es un fármaco opiáceo, es muy adictivo y puede causar serios problemas si un médico no supervisa a alguien que deja de tomarla. Tomar morfina y beber grandes cantidades de alcohol al mismo tiempo puede causar el coma o la muerte.