¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Qué son los adaptógenos? ¿Pueden ayudarte a vivir más saludablemente?

Escrito por Oriana Pineiro | Fecha actualizada July 24, 2018

Puede que aún no hayas escuchado mucho acerca de los "adaptógenos", pero seguro lo harás. Este tipo de plantas extraordinarias han sido utilizadas en la medicina tradicional china y en la medicina ayurvédica durante siglos. Y ahora, décadas después de que los científicos en los países occidentales las descubrieran durante la Segunda Guerra Mundial, han aumentado las investigaciones acerca de las propiedades anti estrés y energéticas de estas hierbas antiguas.

Cuando los científicos comenzaron a estudiar los adaptógenos, el propósito era ayudar a los soldados a mantenerse saludables y alertas bajo condiciones muy estresantes. Estaban buscando algo que se ha vuelto cada vez más importante para nosotros hoy en día: sustancias naturales que puedan aumentar los niveles de energía, ayudar a los cuerpos a funcionar de manera más eficiente y a combatir los efectos del estrés.

Lo que es único y valioso acerca de los adaptógenos es esto: No solucionan sólo un problema.

Algunos de nosotros tomamos hierro, por ejemplo, para combatir la anemia. Pero podrías intentar tomar un adaptógeno como la rhodiola para mantener tus sistemas inmune y endocrino, incrementar tus niveles de energía, mejorar tu ánimo y ayudar a tus células a activar sus mecanismos naturales de protección. La creencia es que tu cuerpo va a apuntar estos beneficios donde mas los necesites, luchando contra esa anemia en el proceso. Entre otros beneficios, se ha demostrado que los adaptógenos:

Suena muy buen ¿no? Es fácil emocionarse con las posibilidades que ofrecen los adaptógenos. The National Institutes of Health (NIH) y muchas revistas médicas han estado siguiendo investigaciones prometedoras sobre varios adaptógenos y ese trabajo continúa.

Pero esta es la clave: Solo se está comenzando a comprender a estas plantas antiguas y a confirmar que son seguras. Incluso después de muchas décadas, la investigación sigue siendo limitada, y algunos estudios han sido diseñados con suficientes defectos como para dar a lugar resultados potencialmente parciales. Aunque algunos efectos negativos han sido reportados, no está claro si los beneficios realmente son tan potentes como algunos estudios han sugerido.

Debido a que los remedios de hierbas son clasificados como alimentos en vez de medicinas, puede que los consumidores no estén completamente seguros del potencial o de la calidad de los adaptógenos que están comprando.

¿Qué son los adaptógenos?

Esto es lo que sí se sabe: Los científicos actualmente están tratando de confirmar exactamente qué hacen los adaptógenos a un nivel molecular para ayudar a las células de las personas de la manera en que parecen hacerlo.

Hasta este momento, la respuesta parece ser que ayudan a regular la homeostasis y ayudan a nuestras células a activar sistemas naturales autoprotectores. Es similar a la forma en que funcionan las vacunas. Al imitar la presencia de estrés de bajo nivel, los adaptógenos activan la proteína Hsp70 llamada "sensor de estrés", la cual incrementa la supervivencia de la célula. Estas hierbas esencialmente hacen que nuestras células se vuelvan mas capaces de manejar el estrés al que son sometidas debido a la fatiga o a una enfermedad.

Este proceso también ayuda al limitar la producción de cortisol, la hormona del estrés (que contribuye potencialmente a la ansiedad y la ganancia de peso, entre otros problemas) y la familia INK de las proteínas (la cual puede causar daño cerebral).

De esa forma, no es realmente que el adaptógeno te hace mas saludable, es la forma en que tu cuerpo responde a su impacto.

Los adaptógenos también parecen actuar como estimulante leve para aquellos que batallan contra la fatiga y el estrés, pero sin ningún riesgo de adicción o de desarrollar tolerancia a ellos. Y en vez de tener un riesgo de toxicidad, algunos adaptógenos parece que ayudan a remover la toxicidad existente en el cuerpo.

Pero mientras los estudios sugieren que la protección al estrés y el aumento de energía provienen en algún grado de los adaptógenos, aún no hay seguridad de cuáles son mas útiles para qué tipo de estrés ambiental y emocional. Y, principalmente, no hay seguridad acerca de cuáles son las dosis son más efectivas.

Haz que los adaptógenos funcionen para ti

¿Cuáles adaptógenos deberías considerar? Empieza al hablar con un doctor con conocimiento de remedios de hierbas. Y si actualmente estás bajo tratamiento por una enfermedad, habla con el doctor que maneja tu caso. El insomnio causado por el efecto estimulante y el malestar estomacal o las posibles alergias parecen ser los principales efectos secundarios. Pero, de nuevo, la investigación sigue siendo limitada, así que procede con cuidado y discute la dosis con un profesional.

Aquí hay algunos adaptógenos que vale la pena explorar:

Bayas de goji: Pensadas para ayudar con las enfermedades neurodegenerativas, incluyendo el Alzheimer y el Parkinson, las bayas de goji son deliciosas con granola, en ensaladas y yogur o incluso mezcladas en un batido.

Maca: Esta planta de Perú está disponible en la mayoría de las tiendas de alimentos orgánicos en forma de polvo. Los estudios sugieren que la maca es un energizante natural y que ayuda con los problemas de memoria, disfunción sexual e incluso puede proteger la piel contra los rayos ultravioleta. No tiene un sabor fuerte o abrumador, lo que significa que es buena para agregarla a tu batido o té.

Chaga, melena de león u hongos cordyceps: Tero Isokaulippa, el autor de "Hongos sanadores" (Healing Mushrooms), notó que combinar hongos con café puede darte todos los beneficios de la cafeína (energía, mayor claridad mental, aumento de la función cerebral) sin las desventajas (nervios, trastornos estomacales). Eso es porque los adaptógenos hacen al café mas alcalino y menos agrio, lo que ayuda a combatir algunos de los efectos negativos que algunas personas experimentan con la cafeína. También puedes echar los hongos en guisos, sopas y ensaladas. Los Cordyceps están pensados para ayudar al riñón y al hígado, disminuir el azúcar en sangre y potencialmente para ayudar a combatir tumores.

Albahaca santa: Esta hoja deliciosa , utilizada en algunos platos y salsas tailandesas, es un antibacterial, antiviral, antimicótico y antioxidante pensado para ayudar con el colesterol y mucho más.

Rhodiola: También conocida como raíz ártica, raíz dorada y corona del rey, se piensa que tiene propiedades antiinflamatorias, incrementa la energía y la memoria y reduce los niveles de la hormona del estrés. Está disponible en cápsulas o tabletas.

Ginseng americano (Panax quinquefolius): Se cree que esta valiosa raíz disminuye la presión arterial e incrementa la energía y ayuda a combatir los resfriados al mejorar el sistema inmune.

Eleutherococcus: También llamada ginseng siberiano (no relacionado al ginseng americano), se considera que ayuda a combatir resfriados e incrementa la energía.

Schisandra: Se considera que esta parra nativa de China protege el hígado y ayuda a envejecer de manera más saludable.

Astragalus: Otra hierba utilizada en la medicina tradicional china, se cree que ayuda con el riñón y el hígado.

Ashwaganda: Se cree que esta poderosa hierba ayurvédica ayuda al sistema suprarrenal y con la ansiedad, fatiga, problemas menstruales y los efectos del envejecimiento.

Espirulina: Se cree que esta alga verde azulada mantiene la función inmune y protege contra reacciones alérgicas al disminuir la liberación de histamina.

¿Qué opinas?

¿Has probado añadir adaptógenos a tu dieta? ¿Experimentarías cambiar un suplemento por un adaptógeno? ¡Comparte tus experiencias en los comentarios!

Este artículo fue realizado con la ayuda de livestrong.com