Qué no comer en el ayuno de Daniel

Escrito por Rob Hildegard
vegetables image by cherie from Fotolia.com

Varias dietas afirman que te pueden ayudar a modificar y mejorar tu cuerpo, pero el ayuno de Daniel afirma además que puede enriquecer tu alma. Quienes lo siguen no sólo buscan ponerse en forma y volverse fuertes por fuera, sino también en su interior. Puedes aprender fácilmente qué alimentos no debes comer en el ayuno de Daniel, siguiendo algunas pautas.

Orígenes

El ayuno de Daniel es una dieta vegana de 10 días aproximadamente que tiene sus raíces en la Biblia, y aboga por una abstinencia temporal no solo de productos de origen animal, sino también de los de producción comercial o procedados de alguna otra manera. La Biblia relata que Daniel era un prisionero judío que fue llevado a Babilonia. Mientras estuvo allí, fue uno de los cuatro individuos seleccionados para servir al rey. Fiel a su fe, él optó por rechazar el "abundante" ​​alimento y bebida del rey Nabucodonosor, ya que no eran aceptados por la ley judía. En su lugar, pidió que le administraran a él y algunos otros sólo frutas, verduras y agua durante su estancia.

Daniel 1:8, explica: "Pero Daniel decidió no contaminarse con los manjares del rey ni con el vino que él bebía; Así que buscó el permiso del jefe de los eunucos para que no lo obligara a contaminarse".

Al tratar de evitar los mismos alimentos y bebidas que Daniel evitó, quienes siguen su ayuno esperan tener una fe más fuerte, a la vez que purifican sus cuerpos y espíritus.

Alimentos que deben evitarse

Mientras sigues el ayuno de Daniel, evita todos los productos de origen animal. Tampoco consumas bebidas alcohólicas, cafeína y edulcorantes, tanto naturales como artificiales. A menudo, la gente tiene dudas relacionadas con el consumo de té de hierbas durante este ayuno, pero quienes se adhieren estrictamente a él también lo evitan, ya que Daniel pidió específicamente sólo agua para beber.

Lee el reverso de las etiquetas de alimentos cuando compres los productos para el ayuno de Daniel y asegúrate de evitar las harinas, blanqueadas, refinadas o enriquecidas, también los preservantes, aditivos, productos químicos, aceites hidrogenados y colorantes. Al tratar de realizar tus compras estrictamente dentro del perímetro de la sección de comestibles (o mejor aún, frecuentar solamente un mercado de agricultores) podrás evitar la mayoría de los alimentos envasados, que contienen muchos, si no todos, los ingredientes prohibidos mencionados.